Cruzada de Promusicae contra la ciudadanía para quitar derechos elementales

Que gran parte de la industria del entretenimiento ha perdido el rumbo hace tiempo es algo conocido. Los movimientos que se dan parecen exclusivamente enfocados a crear un sistema artificial emulador del modelo de negocio analógico en Internet. Por definición un modelo así no puede funcionar en la era digital que acabamos de empezar.

Para intentar que un modelo analógico sea aplicable a Internet, la industria no ve más opción que suplir mediante tácticas no éticas, las carencias por las que la aplicación de tal modelo en un ambiente digital lo hacen totalmente inútil. En otras palabras, poner un parche a un remendado.

El modelo, como hemos dicho, es imposible de asumir. No en vano es como intentar viajar atrás en el tiempo con el único esfuerzo de apretar los puños, cerrar los ojos y rabiar para que tal efecto se de. La tecnología, la costumbre y el deseo de las personas va finalmente hacia adelante y no hacia atrás. Es bueno recordar el pasado, pero es esencial aprovechar las lecciones que este recuerdo nos ofrece para no cometer los mismo errores.

Pretender, como exige la inefable promusicae, que las compañías telefónicas les faciliten a ellos datos privados de los que comparten contenidos mediante las redes de pares como eMule trasciende la prudencia y cualquier freno ético. Estas entidades que han optado por la descalificación, la mentira y la amenaza con el único objetivo de recaudar un dinero que por el natural desarrollo del negocio digital no podrían percibir debido a su incompetencia empresarial en el nuevo entorno digital.

La principal barrera que tienen que reventar es eliminar el anonimato en la red. Ese atentado a la intimidad y la privacidad haría volar por los aires la libertad de expresión así como la libertad de empresa de cualquier ciudadano. Una entidad con tan dudosa moral en posesión de esa información se convertiría en una entidad censora, juez y parte a su discreción. Sin un control judicial sería como legitimar que empresas privadas decidan el futuro de una red que es posible gracias al trabajo y mayoritariamente a los contenidos creados por los usuarios.

No es de extrañar que pidan cosas tan contrarias al derecho humano a la privacidad de sus comunicaciones, saben que no pueden obtenerlo sin más, lo que buscan en sondear cómo está el movimiento activista. Buscan que se abra un debate, que en una sociedad democrática sana jamás podría darse. Creo que esto es muestra de lo enfermo que está nuestro sistema actual para seleccionar a nuestros representantes políticos. Sin duda que finalmente se deberá dar una depuración en todo este sistema que acabe con las maniobras de intimidación, miedo y coacción de las entidades de gestión de derechos de editores (que lo que son los derechos de los autores, no es que les ayuden mucho).

En realidad se debería más bien auditar a esta empresas con el fin de determinar cómo se financian, las conexiones que tienen con políticos y contabilizar el dinero que de procedencia desconocido y destino incierto poseen. Porque su forma de actuar y el apoyo que reciben de los representantes de la ciudadanía que directamente atacan no puede ser fruto del convencimiento. Ha de ser fruto de una labor de lobby intensa y poco amable para los ciudadanos de a pie. Es muy posible que muchos ganen mucho dinero con todo ésto, pero no hay que olvidar que la última palabra es de la ciudadanía.

Creemos que organizaciones como promusicae, FAP (federación anti piratería), SGaE, etc, que han optado por emplear tácticas que tanto nos recuerdan, por desgracias, a organizaciones de muy triste recuerdo, deberían ser como poco cuestionadas por toda la ciudadanía, cosa que poco a poco está pasando.

Esperemos que sus pretensiones sean detenidas los antes posible y estos grupos de presión sean profundamente investigados, como es su obligación, por nuestros representantes.

Cruzada de Promusicae contra la ciudadanía para quitar derechos elementales

2 comentarios en “Cruzada de Promusicae contra la ciudadanía para quitar derechos elementales

  1. Hola Lalala ¿a qué te refieres? ¿Que escribo y no digo nada? No entiendo. Denuncio una situación y explico mi teoría sobre los motivos. Es necesario que la gente sepa lo que está en juego. No es cosa baladí. ¿Y qué haría yo de qué? Pregunta con más claridad. Si es cómo haría yo para acabar con las entidades de gestión, pues bueno, es algo que se hace poco a poco, informando, explicando, hablando con la gente. Si lo que preguntas es qué modelo de negocio plantearía, lo sé muy bien pero no lo voy a decir por aquí.
    No sé, de verdad que no entiendo lo que preguntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s