Haciendo lo mismo poco o nada puede cambiar

De nuevo soplan vientos contrarios a la evolución digital. Ciertos grupos de presión encuentran terreno abonado en la denostada casta gobernante y se alían para impulsar nuevas medidas draconianas contra toda evidencia científica.

Lo cierto es que el daño ya está hecho. Internet ya no será lo que pudo haber sido, y puede que finalmente se convierta en un triste páramo, o al contrario, se reinvente y sea la herramienta definitiva para cambiar las cosas de este triste mundo.

En relación a los contenidos digitales y la forma en que la gente lo comparte vamos a repetir lo mismo: No son las leyes que prohíben la copia y criminalizan a los usuarios las que van a salvar a unas industrias enrocadas con obstinación en los modelos de negocio del siglo XIX, sino la evolución de éstas para adaptarse a la ventaja de copia que ofrece el contenido digital o digitalizado.

Que sí, que la industria del entretenimiento está en plena transformación y los ingresos aparecen en otra medida y otros lugares y compañías que han visto el potencial en la capacidad de copia en lugar de obstinarse en hacer una y otra vez lo mismo.

Toda animadversión a lo digital, el fracaso que supone el no comprenderlo y asimilarlo, sólo redunda en un deterioro de la sociedad por un lado y la concentración de poder de negocio en manos de otros grandes jugadores que ni se inmutan o más bien se aprovechan. Y entre medio gente como yo, coleccionistas, grandes potenciales compradores totalmente decepcionados y decididos a no seguirles el juego y comprar sus productos, pues toda financiación que reciban va encaminada a denunciar y atacar a conciudadanos que sí comprenden que lo inmaterial se copia sí o sí y que el negocio está en otros lados (no en la venta de copias sin valor añadido alguno) como ya están muchos otros demostrando.

Pero no sólo que no compramos ya sus contenidos, ni ganas, si no que además nos vamos a ir volcando en esos otros creadores que  no tienen problema con que se copien sus contenidos, que quieren que se copien sus contenidos, que de eso hacen su negocio y forma de vida. Toda mi energía está encaminada en lograr los marcos tecnológicos y teóricos que garanticen el futuro y seguro éxito de estas empresas. Las demás ya están condenado a fracasas, desaparecer y ser olvidadas. Tiempo al tiempo.

Haciendo lo mismo poco o nada puede cambiar

Huelga general 14N y huelga de consumo

Se ha convocado y secundaré la huelga del 14 N en defensa de los derechos de los trabajadores y un consumo responsable, aunque para mi economía, en una situación muy precaria suponga un golpe que no sé cómo asumir. Lo hago por coherencia y en solidaridad con todas esas personas a las que los poderes financieros especuladores y causantes de la mayor estafa de la historia de Europa están robado sus trabajos, dinero, dignidad y derechos.

También se ha convocado una huelga de consumo para el mismo día. Es importante el acto simbólico de no comprar ese día, pero he ahí mi reflexión: ¿No sería especialmente importante reflexionar no sobre consumir o no sino en qué consumir y de qué manera? El problema de cualquier acto está en su abuso. Una de las razones de estar en la situación en la que estamos es en basar nuestra felicidad en el acto de consumir por consumir. El hecho de “comprar” se convierte en el objeto circulante y no nos paramos a pensar si realmente eso que consumimos es importante. Tal es la dependencia que nos provoca, que nos metemos en una espiral sin fondo.

No consumamos el día 14 de Noviembre, pero recordemos el día 15 de Noviembre y todos los demás, que debemos ser consecuentes, moderados y sobre todo, debemos reordenar nuestras prioridades y favorecer con nuestra actividad económica a los que más sufren.

Huelga general 14N y huelga de consumo

Buenos días España

anarchy

“Permitid que, primero me disculpe por la interrupción.  Yo, como muchos de vosotros aprecio la comodidad de la rutina diaria la seguridad de lo familiar la tranquilidad de la monotonía. A mí, me gusta tanto como a vosotros, pero con el espíritu de conmemorar los importantes acontecimientos del pasado (normalmente asociados con la muerte de alguien o el fin de alguna terrible y sangrienta batalla y que se celebran con una fiesta nacional) he pensado que podrí­amos celebrar este 5 de noviembren un día que, lamentablemente, ya nadie recuerda, tomándonos 5 minutos de nuestra ajetreada vida para sentarnos y charlar un poco.

Hay, claro está, personas que no quieren que hablemos… sospecho que, en este momento estarán dando órdenes por teléfono y que antidisturbios ya vienen de camino.

¿Por qué? Porque mientras puedan utilizarán la fuerza ¿para qué el diálogo?… Sin embargo las palabras siempre conservarán su poder, las palabras hacen posible que algo tome significado y, si se escuchan, enuncian la verdad. Y la verdad es que en este país algo va muy mal, ¿no? Crueldad e injusticia, intolerancia y opresión…

Antes tenías libertad para objetar para pensar y decir lo que pensabas ahora, tienes censores y sistemas de vigilancia que nos coartan para que nos conformemos y nos convirtamos en sumisos

¿Cómo esto ha podido ocurrir? ¿Quién es el culpable? Bueno, ciertamente, unos son más responsables que otros, y tendrán que rendir cuentas, pero, la verdad sea dicha; si estás buscando un culpable, sólo tienes que mirarte al espejo.

¿Por qué lo hiciste? Porque tenías miedo ¿Y quién no? Paro, insolvencias, crisis… había una plaga de problemas que conspiraron para corromper vuestros sentidos y sorberos el sentido común, el temor pudo con vosotros y, presas del pánico, acudisteis al actual líder Rajoy y su séquito.

Os prometió orden os prometió salir de la crisis y todo cuanto os pidió a cambio fue vuestra silenciosa y obediente sumisión…

Ahora intento poner fin a ese silencio para recordar a este país lo que ha olvidado: Hace más de cuatrocientos años un gran ciudadano deseó que el cinco de noviembre quedara grabado en nuestra memoria. Su esperanza era hacer recordar al mundo que justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras; son metas alcanzables.

Así que si no abrís los ojos, si seguís ajenos a los crímenes de este gobierno, entonces os sugiero que permitáis que el cinco de noviembre pase sin pena ni gloria, pero si veis lo que yo veo, si sentís lo que yo siento y si perseguís lo que yo persigo, entonces, os pido que os unáis a mí, dentro de un año, ante las puertas del congreso… y juntos, les haremos vivir un cinco de noviembre que jamás, jamás nadie olvidará…

 

V

 

Texto publicado a petición de V y basado en texto de V de Vendetta: https://ningunterra.com/2011/11/23/para-buscar-al-culpable-solo-tienes-que-mirarte-en-el-espejo/ Lamentablemente V ha tenido que cambiar muy poco del texto original.

Buenos días España