Propuesta para proteger la cultura: regimen especial de obras financiadas con impuestos

Con ánimo de proteger la cultura, la creación y que se vuelva a crear un equilibrio entre los creadores, productores, distribuidores y ciudadanos vamos a ampliar en una serie de artículos, las propuestas hechas en el siguiente artículo:

https://ningunterra.com/2011/02/17/propuestas-para-proteger-la-cultura-y-el-entretenimiento/

Es importante señalar que esto pretende ser un trabajo colaborativo, y animo a todos a participar dejando comentarios hasta crear una propuesta sólida que conste de introducción, desarrollo y propuesta legal.

a) Un régimen especial de paso al procomún de las películas obras financiadas con dinero público en función del % de financiación.

Introducción: A través del ministerio de cultura y otros organismos públicoos, existen muchas obras que son financiadas y subvencionadas, con los impuestos de los ciudadanos. Es de recibo que estos mismos ciudadanos, que han pagado con sus impuestos por estas obras, reciban algo a cambio, creando un régimen especial de protección de estas obras.

Entrando en materia:

  1. En general habrá que analizar el porcentaje de financiación con que cuenta la obra y en función de esos y los derechos de posibles terceros figurar un sistema de consenso que permita el acceso libre siempre que sea sin ánimo comercial de las obras por parte de los ciudadanos, al menos los contribuyentes españoles. También se debería valorar el posible impacto negativo, neutral e incluso positivo de fomentar el intercambio no comercial de dichas obras en otras naciones, empezando por Europa y luego resto del mundo. Análisis científico requerido.
  2. Se debería asegurar que estas obras siempre estarán disponibles de forma abierta para los ciudadanos de forma digital, lleguen a materializarse en obras finales o no, de forma que se preserve tu existencia y puedan ser fuente sobre la que construir futuras obras. Un sistema fácil de acceso, solicitud de uso y licenciamiento debería ser ofrecido para cada obra.
  3. Habrá que valorar la posibilidad que pasando de cierto porcentaje de subvención ¿? las obras tuvieran que llevar una licencia abierta tipo Creative Commons.
  4. Otra propuesta es que los ciudadanos puedan valorar las obras de forma crítica las obras, como factor a tener en cuenta, con un panel de expertos, sobre futuras subvenciones.
  5. Igualmente sería interesante analizar los éxitos o fracasos de las obras, tanto a nivel comercial como de pura difusión no comercial en Internet. Un número determinado (no muy alto) de fracasos consecutivos debería suponer que no se financiarían más obras a esos solicitantes. Habría que estudiar la forma de evitar que se haga trampa a la hora de solicitar las subvenciones. Esto es importante porque el dinero es evidentemente de los ciudadanos y no se debería gastar en gente que sólo fracasa. Eso no es impedimento para que busquen otras vías de financiación y puedan recuperar, por lo tanto, el beneficio de la duda.
  6. Sobre los beneficios de las obras con dinero público, también debería tomarse alguna medida, como dedicar un porcentaje a determinar a financiar futuras obras de terceros, o la obligación de reinvertir parte de los beneficios en futuras obras propias.

Conclusión: Nos centramos en que las obras financiadas por impuestos deben de poder ser accesibles por lo menos para aquellos ciudadanos que con sus impuestos las han pagado. Se debe tener acceso a todo lo subvencionado y se debe preservar y mantener como sustrato sobre el que crear nuevas obras de forma ágil y sencilla. Control de fracasos, gastos y beneficios. No obstante esto es sólo un inicio, un esbozo embrionario abierto a debate, crítica, mejora, etc.

Anuncios
Propuesta para proteger la cultura: regimen especial de obras financiadas con impuestos

Retorno, la película y el experimento

Mientras algunos intermediarios patalean, se quejan, lloran, gruñen, insultan a sus clientes o potenciales clientes, hacen lobby y propician recortes de libertades y ataques al estado de derecho, otros actúan.

Esa es la clave y la diferencia entre vivir lleno de miedo y por lo tanto no actuar, o actuar a pesar del miedo al cambio.

Lo primero es que no he visto la película “Retorno” todavía, pero la veré, ya lo creo. Y haré alguna de las tres cosas que recomiendan después de verla gratis, o pagar por ella, o no pagar, o recomendarla, pero quiero apuntar un par de cosas: creo que es una iniciativa interesante, un buen experimiento, pero desde luego no es la solución a todos los problemas de los intermediarios, creadores e industria en general. Veremos qué ocurre, pero lo importante es la actitud que se demuestra. El camino se hace andando, paso a paso y en la era digital hay que aprender incluso a cómo dar esos pasos.

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=6759471&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=1&color=00ADEF&fullscreen=1&autoplay=0&loop=0

Trailer Retorno (Chile, 2009) from Guillermo on Vimeo.

Retorno, la película y el experimento

10 Problemas del cine español

Hace varios años se abrió el debate ante la crisis de la industria fonográfica y se crearon básicamente dos grupos: por un lado los que se lamentaban de su suerte ante la llegada de Internet y los que hicieron negocio con ésta. Los que hicieron negocio, por cierto, fueron los del segundo grupo, como era de esperar. Los otros se tuvieron, y de hecho muchos están en proceso, que adaptarse, si bien mal y tarde.

Con el aumento de la capacidad de la banda ancha en los hogares de todo el mundo el debate ha llegado, como era de esperar, al mundo del cine que tiene unas ventanas de explotación muy distintas de la música.

Igualmente se han generado dos grandes grupos, los que se lamentan y optan por hacer lobby y proponer leyes injustas e ineficientes, y los que prefieren buscar modelos de negocio y oportunidades para generar valor y de paso, dinero.

¿Se pueden imaginar quiénes serán los que tendrán éxito?

Mucho se habla sobre los problemas del cine y si bien es cierto que existen problemas, muchas veces fallamos en los análisis del origen de éstos. Voy a reflexionar sobre algunos de estos problemas relacionados principalmente con el cine en España. Concedo que no me considero experto y me baso principalmente en multitud de artículos combinadas con mis propias reflexiones en relación con mi conocimiento de modelos de negocio principalmente en USA. Propongo 10 porque es un número que gusta mucho, a modo de decálogo, pero son una pequeña muestra que se puede ir ampliando:

1,- La competencia USA. Creo que el problema principal es la competencia con la que toca lidiar, los USA, una gran máquina de crear películas, buenas o malas de tal manera que la gente verá éstas ante que las españolas y sobre todo porque la última tendencia en España es tratar de imitar este mismo modelo con dispares resultados, pero principalmente malos. Es cierto que hay que cambiar y adaptarse, pero eso implica adaptar y cambiar la propia identidad del cine, no imitar una forma de hacer cine sólo apta para los grandes estudios. En este punto quiero señalar que contrariamente a lo que mucha gente piensa, el cine español no es todo malo, lo hay y muy bueno, el problema es que se asocia a aquel que más se promociona desde las instituciones, el malo y el peor.

2,- La competencia en Internet. Pero no me refiero al hecho de que la gente comparta contenidos en Internet. Creo que ese es el menor de sus problemas, aunque algunos no lo vean así. Es más, el hecho de que en Internet no se compartan mucho las películas españolas es un claro síntoma de que existen problemas muy preocupantes. Si los espectadores no consumen ciertas películas ni gratis ¿acaso podemos esperar que paguen por ello? Bueno, aquí me refiero en realidad a que la gente, sobre todo la joven, consume cada vez más otros contenidos que hay en la Red, ya sea en páginas de vídeos de usuarios, blogs, agregadores de noticias, redes sociales, etc. En definitiva, cada vez existe una mayor oferta de contenidos por cuyo acceso no se exige entrada, sino información de uso, y que devoran los segundos hasta que se convierten en horas que no se dedican a otros contenidos. Este es un problema común a todo el mundo del cine. Hay más contenidos, pequeños, cortos, fraccionados, y más o menos la misma capacidad de atención general. Destacar es un privilegio que no obtiene el cine español al no saber promocionarse de forma adaptada a la realidad digital.

3,- La crisis y el paro. Muchos dicen que la gente no gasta dinero en cine. Dejemos a un lado el tema de los precios de los DVDs, salas de cine y sistemas de copia y descarga de contenidos bajo pago casi inexistentes. Cuando en España nos vamos acercando a los cinco millones de parados hay que introducir este factor en la ecuación. No sólo que hay millones de personas que ven su futuro y el de sus familias en riesgo y aún así quieren entretenerse durante un rato (sin pagar), sino que existen más millones de personas con ingresos reducidos y preocupaciones crecientes que ven un futuro oscuro. Esperar que esta situación no afecte a las cajas de todos los modelos de negocio es de ilusos. Y cuando el modelo de negocio se enfrenta a la inmaterialidad de lo que se copia, es urgente reflexionar en un único sentido. El precio de la entrada no sólo tiene que bajar, en muchos casos, sobre todo en Internet, tiene que empezar a desaparecer en beneficio de otras opciones basadas en el valor añadido al contenido de calidad.

Seguir leyendo “10 Problemas del cine español”

10 Problemas del cine español

Películas a un euro

No viene al caso dónde, pero el otro día encontré un videoclub que cerraba por cese de negocio vendiendo películas por un euro.

Hasta ahí todo bien. Todo normal. El caso es que fui a ver si compraba alguna. Por ese precio es difícil decir que no, al menos eso pensaba. Lo cierto es que al mirar vi que me costaba encontrar algo por lo que estuviera dispuesto siquiera a pagar un euro. Las que sí valían la pena, ya las tenía, las había comprado hace tiempo porque cuando las vi, fuera como fuera que las viera, me gustaron y las compré.

Pero ahora iba con un presupuesto de 11 euros y no encontraba mucho que valiera la pena y había literalmente cientos de películas. Y no todas serie “b”, sino películas bien promocionadas, bien anunciadas en su tiempo. La mayor parte, más del 80% no solo no valían un euro, sino que no valían dos horas de mi tiempo para verlas.

Es posible que el porcentaje de obras que a mi juicio podrían ser consideradas culturales se aproxima al 2% tal y como afirman importantes estudios sobre la creación de contenido. El 98% restante es puro entretenimiento, y eso cuando llegan a ese nivel. Al final compré varios “posibles”, alguna película que me apetecía ver, pero sobre las que no tenía grandes esperanzas. Había muchas que no eran sino versiones de copias ya hechas, muchas “partes segundas” que intentan capitalizar el éxito relativo de alguna película previa… pero sobre todo muchas películas que se podrían haber ahorrado el tiempo de haber hecho pues no aportan nada nuevo a un género, tan sólo tal vez mantener las nóminas de mercenarios del cine.

Soy una persona a la que le gusta mucho el cine. Tengo cientos de películas compradas. No me caben en las estanterías, y no es que no quiera comprar películas. Estoy deseando. Pero lo cierto es que no hay suficientes películas por las que valga la pena pagar, aunque sólo sea un euro.

Películas a un euro

Guía en Wwwhatsnew para ver películas sin demasiados derechos restrictivos

He cambiado el título porque no estoy seguro de que todas las películas de las que se habla caigan en la definición legal de “dominio público”. Tengo serias dudas de que las películas de Monty Python lo hagan, por poner sólo un ejemplo, pero es que lo que es más, muchas de las obras que llevan licencia Creative Commons no se pueden considerar que están en el dominio público. Es un tema delicado. No obstante creo que el artículo es muy interesante y aporta muchos enlaces que habría que estudiar y analizar. Lo pongo por su interés y como recurso para la posteridad:

La Guía Definitiva para ver Películas de Dominio Público en Internet” (vía wwwhatsnew con licencia CC by-nc-sa de Juan Diego Polo)

Muchos son los sitios web que ofrecen la posibilidad de ver películas en la web, aunque la gran mayoría no tiene la licencia necesaria para hacerlo, con lo que son retirados al cabo de poco tiempo.

Con las películas de dominio público no ocurre eso, clásicos del cine que están dispersos en varios portales especializados, miles de títulos que pueden divulgarse sin miedo de estar infringiendo ninguna ley.

Aquí os dejo una serie de sitios, recopilados en openculture, que nos permiten tener acceso a estos largometrajes, documentales y demás obras del séptimo arte.

archive.org: Miles de películas del siglo XX, incluidas obras de arte como Blackmail (1929), de Alfred Hitchcock.

Google Video: Desde sus inicios se ha preocupado en divulgar películas con derechos libres. Aquí podemos ver títulos como Yellow Submarine (1968), Nosferatu (1922) o alguna de los Monty Python.

Australian Screen Archive: Con más de 1000 películas de los últimos 100 años.

B Minus Movies: Para los amantes del Cine de serie B.

Babelgum Films: Con algunos breves trabajos de productores independientes.

BestOnlineDocumentaries: Excelentes documentales en la web, aunque muchos enlaces están rotos.

Classic Cinema Online: Este sitio recopila cientos de películas de cine clásico, muchos de ellos de archive.org y Google Video.

ClearBits: Hospedaje y distribución de películas con licencia Creative Commons.

Crackle.com: Aunque hay algunas restricciones geográficas, pueden encontrarse películas modernas en excelente calidad.

Creative Commons: La categoría de películas de wiki.creativecommons.org no podía faltar en esta lista.

Daily Motion Movies: Con aspecto de Youtube, ofrece una pequeña colección de películas en HD.

Documentary Film Network: Excelentes documentales recopilados durante los últimos 4 años.

Europa Film Treasures: Catálogo de películas del cine Europeo, desde comedia hasta oeste americano, pasando por cine erótico.

Fancast: Enorme y excelente lista de películas gratuitas.

Film Annex: Con posibilidad de download, también incluye shows de TV.

FMO: Free Movies Online es una de las mayores colecciones de películas de domino público en Internet.

Free Documentaries Online: Sólo documentales, todos gratuitos y con la licencia adecuada para su distribución.

Free Documentaries.Org: Documentales provocativos, para los amantes de la polémica.

Free Movies Cinema: Grandes películas, incluyendo algunas de Tarantino.

Hulu: El conocido Hulu, aunque limitado a Estados Unidos.

Indie Movies Online: Películas de la Indica, con buenos títulos del cine de arte.

Jaman: Entre las películas de pago siempre hay algunas gratuitas.

Legal Torrents: Películas de dominio público distribuidas vía Torrent.

NFB.ca: Cientos de documentales y películas ofrecidos por la National Film Board of Canada.

OVGuide:Una guía completa del vídeo online, con varios títulos disponibles.

QuickSilverScreen: Una gran colección de películas de domino público, aunque hay otros títulos que no creo que pertenezcan a esta categoría….

SnagFilms: Casi 600 documentales de excelente calidad.

Steven Spielberg Film and Video Archive: Acceso al United States Holocaust Memorial Museum’s Steven Spielberg Film and Video Archive. Con un contenido de alto valor histórico. Recomendable para los que adoraron la idea de criticalPast

The Auteurs.com: Entre varias películas de pago, cada mes siempre hay alguna oferta gratuita

UbuWeb: Docenas de títulos de excelente calidad.

World Cinema Foundation: El WCF, creado por Martin Scorsese en 2007, tiene una impresionante colección de películas clásicas.

YouTube Movies: YouTube tiene una buena colección de títulos, aunque algunos tienen restricciones geográficas.

YouTube Screening Room: Cine independiente en Youtube.

Espero que os haya gustado la lista, no olvidéis ver más sitios sobre el tema en la categoría de cine.

Guía en Wwwhatsnew para ver películas sin demasiados derechos restrictivos