Miedo al peor

Dice V que “el pueblo no debería temer a sus gobernantes, sino los gobernantes al pueblo“.

Cuando los ciudadanos tememos al gobierno actual o al gobierno futuro es que algo está muy mal. Francamente mal. Debemos hacer una reflexión profunda, tal vez idealista, pero no debemos seguir soportando ese temor.

Me encuentro con gente que ante #nolesvotes tiene miedo de que los que ganen elecciones sean peores que lo que ya tenemos. Otros tienen miedo de los pactos serviles que los partidos alternativos puedan formar. En definitiva, que no parece haber alternativa, no hay solución. El sistema está corrupto.

Yo percibo miedo. Miedo e impotencia.

Es normal tener miedo, pero no deberíamos tener miedo del gobierno actual o futuro. Deberíamos tener más miedo de nuestra inacción.

Creo que sí existe un problema grave, un problema que subyace en el pueblo que consiente ser manipulado a sabiendas. Sí creo que la democracia, tal y como está ahora, es una charada de mal gusto. La gente vota a un partido porque el otro es peor, o por costumbre, o a pesar de la corrupción, el engaño y la mentira. Parafraseando de nuevo a V, algunos son más responsables que otros, pero si queremos ver a los culpables no tenemos más que mirarnos en el espejo. Creo que es muy acertado.

No creo que podamos ver un cambio sustancial en el corto plazo. Creo que debemos aprender como niños a caminar, a ejercer esos derechos olvidados. Debemos aprender a hablar de nuevo, a movernos, a no golpearnos una y otra vez. Y el movimiento se demuestra andando, no quedándonos cínicamente quietos, esperando lo mejor, que el cielo no se caiga sobre nuestras cabezas. Y lo cierto es que se está cayendo.

El sistema es una pantomima porque hemos dejado que se convierta en eso y por eso mismo debemos usarlo para hacer una declaración, para enviar una señal, para realizar una comunicación. El gobierno y los políticos en la oposición debe tener miedo al pueblo, pero no al pueblo manipulable, sino al pueblo de los ciudadanos que se informan, detectan la mentira, saben que todo es una farsa y quieren recuperar su voz.

No todas las leyes son del gusto de todos, es cierto, pero la mentira, el abuso y la manipulación no es una ley; es una forma de gobernar y hacer política que no debemos consentir.

Y por eso no debemos tener miedo a las consecuencias. Cuando peor están las cosas, cuando identificamos un enemigo común es cuando más nos unimos, cuando mejor luchamos, cuando más posibilidades tenemos. Como siempre lucharemos contra las crecientes dificultades, pero si hemos logrado hacer llegarles un mensaje claro y conciso, cada vez lo tendrán más difícil el manipular y mentir. Pero lo que es seguro es que por la noche podremos dormir un poco mejor que aquellos que prefieren el miedo o no hacer absolutamente nada.

Es hora de hackear el sistema para luchar contra los piratas de la democracia.

Miedo al peor

El miedo en los ojos de la UE, Obama y ASCAP ante lo que se les viene encima

Por un lado Obama declara que va a presionar directamente (¿más?) a los estados democráticos para que olviden la democracia y cambien leyes para crear nuevas figuras penales que penalicen el intercambio de archivos.

La UE presiona para que en ACTA se impongan penas de cárcel al intercambio de contenidos incluso si no existe ánimo de lucro.

ASCAP pide expresamente a “sus” artistas para que les den dinero para luchar contra ¡Creative Commons!, EFF y Public Knowledge.

Se me antojan actos de desesperación y desprecio hacia los propios artistas y ciudadanos. Un desvarío que tiene que tener su respuesta obligada en las urnas. Habéis declarado la guerra, una más de vuestras guerras, a los ciudadanos… a la realidad científica.

Una clase política que no hace nada ante actos criminales y piratas en el mar si son llevados por cierto gobierno carece de legitimidad para seguir gobernando.

Pedir acabar con EFF, CC o Public Knowledge es un ejemplo claro de absoluto desprecio a la decisión de los artistas y los ciudadanos.

Hablemos claro de una vez ¿eh? Señores de ASCAP, Obama (al que lamento decir que en un tiempo apoyé), Zapatero y resto de UE, no estáis por los artistas, no estáis por la cultura. Estáis por la piratería, por quitar del dominio público, por robar nuestro poder de decisión cual alimañas rabiosas. Estáis por mantener el modelo obsoleto de escasez de contenidos de unos distribuidores que necesitan vender copias, cuando la copia y la distribución la hacemos el resto de los ciudadanos… os guste o no.

Estáis desesperados porque esos distribuidores os han pagado mucho dinero y la realidad es que a los jóvenes que vienen no vais a tener ni la más mínima oportunidad de convencerles de que la copia digital no existe, que ha sido un espejismo.

Es la evidencia científica de que las cosas han de cambiar. Podéis mentir lo que queráis para mantener a esas industrias aferradas a su anticuado modelo analógico, pero la verdad, la realidad acabará por imponerse y ese día desearéis no haber insultado a la sociedad.

El miedo en los ojos de la UE, Obama y ASCAP ante lo que se les viene encima

La disposición final segunda de la LES adultera el estado de derecho

Vía Carlosues en Filmica:

Hoy se ha prolongado el plazo para que los grupos parlamentarios puedan aportar sus enmiendas a Ley de Economía sostenible y, con ella, la Disposición Final Segunda (anteriormente Disposición Final Primera) que ataca los derechos fundamentales en Internet en favor de lobbies industriales que no quieren reconvertirse. La misma Disposición cuya retirada cientos de miles de ciudadanos han pedido de todas las formas.
Queremos aprovechar esta ocasión para recordar a los diputados que la ciudadanía quiere que se desactive una ley que no ampara los derechos mínimos:

1 – No se puede concebir una ley que afectan intereses particulares y no generales donde el juez no pueda entrar en el fondo del asunto, ofreciendo todas las garantías legales a los ciudadanos y emprendedores que están operando en Internet. Cerrar el acceso a un sitio Web puede devastar la economía de un pequeño y mediano emprendedor. Los ciudadanos no debemos asumir la reconversión de las Majors.

2 – No se deben mezclar asuntos del orden de la competencia desleal, como puede ser lucrarse del trabajo de otro sin que esto repercuta sobre este último, con la libertad de enlazar, citar y compartir, que son la esencia misma de Internet, una herramienta crucial para el futuro.

3 – Es inadmisible que se legisle en favor de un sector económico atrasado en su reconversión a expensas de los emprendedores que están ya implementando las oportunidades de la era digital. El ministerio de Cultura no está a la altura del alcance del problema. Ha invertido un tercio de sus recursos en Industrias Culturales y ahora necesita una Comisión nada imparcial para rentabilizar estos recursos, distorsionando el desarrollo normal de la economía cultural. Antes el ladrillo, ahora la copia. No reproduzcamos una burbuja de los contenidos de entretenimiento.

El respeto y la comprensión de las opciones que ofrece Internet son la salida de la crisis.

La disposición final segunda de la LES adultera el estado de derecho

Aprils Fool day, Sony y venta de DVDs

Hay que tener mucho cuidado con las noticias que nos llegan en estos días, como la de que Sony se plantea dejar de vender DVDs en España porque cree que sus clientes son criminales.

Que lo creen es cierto (bueno en realidad no, tal y como recuerdo de una conversación que mantuve con el vicepresidente de Sony de contenidos digitales en San Franciso hace unos años) , y al final, como no puede ser de otra manera, tales insultos acabarán costandoles muy caro. Pero no deja de ser interesante el nivel de patetismo al que son capaces de caer algunos mediante falacias y provocaciones sólo con el objeto de encontrar vanas escusas para equiparar negocios obsoletos con libertades fundamentales y dar un golpe, más, mortal al estado de derecho y la tutela judicial efectiva.

Es cierto que el modelo de negocio basado en ventas de DVD está decayendo, pero ¿podía acaso ser de otra manera? ¿No se han dado cuenta de que estamos en plena transición a la era digital?

Es ley de vida, ley de negocios. Pero lo que es terrible es que los gestores de Sony y los asesores que cobran sueldos de seis cifras no hayan sido capaces de afrontar la situación y crear algunos de los nuevos modelos de negocio que a mi, humilde activista en favor de la cultura, se me ocurren casi cada semana o mes.

El problema es suyo. Que lo solucionen pero no a costa de insultar y amenazar a sus clientes y potenciales clientes. Esa es una mala política se mire como se mire.

Personalmente me parece más graciosa esta noticia, que no sé si será cierta o no, pero tiene su aquel:

1.000 personas se quitan los pantalones en el metro de Nueva York:

Prefiero pagar con mi valiosa atención a estas cosas…

Aprils Fool day, Sony y venta de DVDs