Arcadi Espada entre el miedo y el desprecio

Hoy voy a hablar brevemente de la entrevista que en RNE1 hicieron a Arcadi Espada en un programa sobre cultura no sin antes comentar que sería deseable que entrevistaran también a personas críticas con la ley Biden-sinde.

http://www.rtve.es/swf/v2/RTVEPlayer.swf?assetID=987294_es_audios&location=embed

Hay cuatro puntos que quiero señalar sobre su intervención:

Ad-hominem: El populacho

Es rasgo común ya en el discurso de los defensores de parte de la industria de intermediarios del entretenimiento de usar la falacia ad-hominem para criticar las opiniones opuestas. En este caso el Sr. Arcadi Espada recurre con frecuencia al despectivo término “populacho” que parece englobar a todos los que rechazamos la ley Biden-sinde y abogamos por una reconversión de la industria del entretenimiento. El hecho de llamar populacho a los que esgrimen argumentos más o menos razonados contra unas leyes, es una falacia ad-hominem. De igual modo podría llamar populacho a aquellos que la apoyan cuando más bien lo que ocurre es que no comprenden lo que dichas leyes implican. El calificar a la persona de una u otra manera no invalida por si mismo el argumento de esa persona. En todo caso podemos estar ante hipocresías, incoherencias, etc, y lo que tendrán que hacer es rebatir los argumentos legales esgrimidos por muchos abogados detractores o no de las webs de enlaces, contra una ley que elimina a los jueces de entrar en el fondo del asunto de si una página de enlaces vulnera o no la ley de propiedad intelectual. Por ahora los jueces concluyen una y otra vez que ese tipo de páginas que ahora quieren cerrar administrativamente son legales. Creo que cualquiera que conozca los argumentos contra esta ley, le gusten o no este tipo de páginas, debe concluir que la ley Biden-sinde es perniciosa, inútil para la escusa oficialmente esgrimida y muy peligrosa para la cada vez más reducida libertad de expresión.

Robar:

Tal vez uno de las mentiras más ampliamente repetidas por los defensores de la visión más extremista del copyright es la de que realizar una copia de un contenido bajado por Internet equivale a robar. Al mismo tiempo es tal vez la más fácilmente rebatible y rebatida por activa y por pasiva. Lo que hacen es repetir el meme como un mantra hipnótico con la vana esperanza de convencer a alguien que no sean ellos mismos. Pero los académicos lo tienen muy claro, una copia descargada no tiene porqué equivaler a una copia menos vendida.

Es más, en muchos casos el efecto es mínimo, nulo e incluso positivo para las ventas. No en vano la industria del entretenimiento, en su conjunto, vende cada vez más. ¿Puede que en realidad muchos músicos estén ganando más pero algunos intermediarios menos? ¿Quién roba a quién entonces? Parece evidente que algo falla en el análisis de la situación que sus informes revelan.

Por cierto que copiar no es robar. Aquí un divertido vídeo que espero el Sr. Arcadi Espada comprenda:

Sancionar, miedo, terror:

Tengo la sensación de que la crítica que el Sr. Arcadi Espada hace a la ley Biden-sinde es por “suave” más que por ser una herramienta que ningunea al poder jurídico al apartar a los jueces de resolver sobre posibles infracciones. Al escucharle decir en la entrevista, que hay que “educar” a las personas y sancionarlas también, no pude dejar de sentir un escalofrío, acordarme del excelente artículo “La cena del miedo (mi reunión con la minisra González Sinde)” en la que la propuesta fundamental de parte de la industria es meter miedo y nada más que miedo a los ciudadanos. Ciudadanos, clientes y potenciales clientes, dicho sea de paso.

Recordemos que el objetivo declarado de la “Coalición de Creadores” (algunos creadores, y más bien coalición de algunos intermediarios), es cortar la conexión de los internautas (ciudadanos) a no ser que la Ley Biden-sinde reduzca la “piratería” en un 70%. En otras palabras, la ley Biden-sinde es un paso previo en su objetivo último que es sancionar, multar, eliminar de la sociedad digitalizada a familias enteras al estilo HADOPI en Francia. Saben que es difícil que pase, pero eso nunca les ha frenado porque hasta ahora todo lo que han pedido lo han conseguido. Creo que es evidente que eso de reducir su pretendido problema en un 70% no  ocurrirá jamás porque realmente es todo un espejismo. Su problema es la competencia que hay por ahí a la hora de ofrecer entretenimiento.

Pero más allá de eso ¿sancionar? ¿educar? ¿Estamos hablando tal vez de “adoctrinar”? ¿Que la gente no cuestione ley monopolio de explotación de contenidos conocida como de “propiedad” intelectual y los modelos de negocio analógicos en un entorno digital?

Cuando alguien aboga por causar miedo, por sancionar, por, en definitivamente, usar el terror para sus fines económicos, creo que revela el tipo de propuestas de negocio que son capaces de realizar.

De modelos de negocio nuevos ni hablar. Ni están, ni se les espera.

Intermediarios:

Se queja de los desalmados que abogan por eliminar a los intermediarios y pone ejemplos personales que a todos nos emocionan. La realidad es que muchos no decimos que todos los intermediarios tienen que desaparecer. Esas palabras las ponen ellos en nuestra boca, es su falacia de hombre de paja. Nosotros decimos que algunos tendrán que desparecer, otros reducirse y otros cambiar (y ajustar precios en consecuencia). Ocurrió con los vendedores de grasa de ballena para las lámparas que iluminaban las calles antes de la aparición del gas, los cocheros de Madrid que llevaban mensajes antes de la aparición del teléfono, los fabricantes de hielo antes del frigorífico y tantos otros más presentes y futuros. Otros muchos intermediarios permanecerán, otros serán incluso más importantes que antes.

Pero que alguien pierda el trabajo porque su fábrica, empresa o negocio, ya no sea necesario y ya no se demande, no convierte a quien defiende la desaparición o más bien reconversión en una mala persona. Esa misma persona puede sentir lástima, pena, tristeza, o compasión. Sin embargo aquí hablamos de otros intermediarios muy importantes en la era pre-digital pero que ya no se puede sostener de la misma manera. Existen precios que no se pueden justificar. Hablamos de complejas estructuras que ya no son sostenibles y que la industria y sólo la industria creó cuando los medios de producción y distribución estaban únicamente al alcance de su oligopolio. Cuando cada ciudadano puede copiar, distribuir y promocionar, los modelos de negocio tienen que cambiar, adaptarse y buscar beneficio en la realidad, no al revés.

La inmoralidad:

Hay algo que le tengo que conceder: me ha hecho reflexionar sobre la cuestión moral. Comenta que el hecho de que no tengan ya previsto y en marcha modelos de negocio alternativos que se adapten a lo digital no concede el derecho moral a la gente que se descarga las cosas sin pagar lo que los autores quieren.

Pero el precio no lo suelen poner los autores, claro está. Seguramente sí pagaríamos lo que los autores quieren…

Pero con cuestiones morales me gustaría puntualizar que: 1) Existen modelos de negocio, y estaban avisados hace años de lo necesario de cambiar. Pero no lo han hecho o lo han hecho mal. No sé a qué esperan para esforzarse un poco más. 2) En realidad se demuestra que las supuestas fatales descargas no lo son tanto, luego realmente no sólo no suele haber daño, sino que incluso los autores salen beneficiados al recibir más de ellos algo más de dinero, en detrimento de algunas super stars que ahora reciben menos, pero eso es cosa de la competencia. 3) A casi cualquier cuestión moral se le puede dar la vuelta ¿es moral saber que tienes que cambiar tu modelo de negocio rápidamente y no hacer nada poniendo en riesgo a muchos trabajadores de parte de la industria de intermediación?

No creo que nadie que descargue contenidos desee que el autor desaparezca. Y si algún autor desaparece por no existir un sustrato de modelo de negocio sobre el cual crecer, aparecerá otro que no ponga tantas trabas y con quien el ciudadano pueda interactuar mejor, pagando tal vez por un servicio personalizado y no por el contenido en si. El problema de la moralidad es que es subjetivo. Éticamente la copia privada es correcta y perfectamente legal. Que no les guste ya es otra cosa. Lo preoupante, e inmoral desde mi perspectiva, es que por inacción pongan ellos en riesgo sus propios empleados y echen la culpa a todos los ciudadanos pero no sean capaz de asumir su trascendental responsabilidad. Que echen balones fuera no cambia el hecho de que sea su problema y deban resolverlo.

Conclusión:

Miedo y desprecio. Eso se respira en sus declaraciones. Como única defensa principalmente falacias. Como datos los suyos sesgados y como moral la de una vieja religión del copyright cuyos ídolos han sido destruidos. Eso es todo lo que hay y no parece que se pueda sacar nada más. Pero sobre todo que no esperen que les recibamos con los brazos abiertos cuando den con alguna idea peregrina para vendernos algo.

Safe Creative #1101148259349

Arcadi Espada entre el miedo y el desprecio

Falacias para justificar la criminalización de los ciudadanos

El debate entorno a las descargas e intercambio de archivos se usan multitud de falacias basadas en medias verdades y retórica. Son fácilmente detectables si se emplea el pensamiento científico pero lamentablemente tal forma de analizar las cosas es cada vez más escasa.

Para los creadores es esencial dejar de vivir en el espejismo que nos han vendido algunos intermediarios para empezar a reclamar nuevos modelos de negocio viables y sostenibles en la era digital si es que pretenden vivir de su creación.

Vamos a apuntar tres conceptos importantes:

1) El sistema empleado por el sector de la industria del entretenimiento (en general discográficas; esos que venden contenidos en soportes) no es científico. Sus informes son conclusiones de datos que no facilitan. Lo que muestran son conclusiones, no los propios estudios para que soporten el escrutinio científico. En general el sistema se basa en decir que tantas descargas equivalen a tantas ventas no hechas. No es cierto que se compraría lo equivalente a las descargas si éstas no existieran. Los artistas deberían tener eso muy claro antes de asumir el discurso impuesto por las discográficas a menudo bajo presión y cláusulas en sus contratos.

2) Aunque esas pérdidas existieran no significaría que fuera malo, sino un síntoma del agotamiento de un modelo analógico insostenible en los albores de la transición digital. Los negocios nacen, crecen y finalmente mueren. Excepto algunos modelos de negocio que nos acompañan desde el principio de los tiempos, a lo largo de los siglos han surgido industrias que, muy fuertes en su día, dejan de tener sentido debido al avance tecnológico, social, e industrial. De hecho la revolución industrial lo mostró de la forma más cruda. Miles de empresas desparecieron, millones de personas dejaron de poder trabajar en lo que habían hecho toda su vida. En contraposición surgieron nuevos modelos de negocio que generaron mayor riqueza y bienestar social… pero ojo, si se pretende mantener el modelo de negocio antiguo a base de leyes y decretos es poco probable que se evolucione. Debido a las rígidas estructuras que mantienen algunas industrias del entretenimiento, éstas simplemente prefieren no cambiar y presionar mediante lobbys. Esto produce un evidente choque con las sociedad, sus usos y costumbres y la necesaria evolución. Como efecto colateral quedan dañadas las más fundamentales de las libertades y desterrado el método científico de todo debate.

3) Medir hay que medir todo, pero sobre todo la riqueza que supone para la sociedad la desaparición de un modelo de negocio obsoleto. Que se pierdan puestos de trabajo no significa que no vayan a surgir otros, o que los autores y artistas en general no vayan a poder obtener otros e incluso tal vez mejores rendimientos por otras vías (como por ejemplo gracias a la economía de escala). Pero es que para la sociedad la liberación de los contenidos puede suponer un cambio radical a la hora de interpretar el mundo. Es posible que la riqueza que se genere de la liberación de los contenidos supere con creces las supuestas, nunca confirmadas, pérdidas de parte de la industria. Lo que no ganan unos, lo ganan otros. Lo que se libera crea nuevos negocios, abre nuevos caminos y oportunidades. Aprovechar el potencial de la realidad digital, que es al mismo tiempo la naturaleza de la creación inmaterial, es la clave para generar mucha más riqueza de la que se ha llegado a generar durante los últimos 300 años.

Texto por Mario Pena. Consultar licencia y derechos aquí: Safe Creative #1004135984654

Falacias para justificar la criminalización de los ciudadanos

Opiniones sobre la Ley Sinde-Rodríguezapatero-Obama-Biden

He leído muchas opiniones contra le Ley SROB por las siglas en orden inverso de sus mentores, Biden, Obama, Rodríguez Zapatero, Sinde. Pero me ha agradado encontrar una a favor de dicha ley y que además argumenta con algún acierto contra el Manifiesto. Creo que la crítica constructiva y la discrepancia es sana. Es un artículo de Daniel Dianes y he realizado un comentario que publico a continuación. Recomiendo leer primero su artículo:

Creo que en este punto es importante destacar un análisis jurídico sobre la aberración que supone la DF1 de LES: http://derechoenred.com/blog/todo-sobre-la-ley-de-economia-sostenible/analisis-juridico-de-la-ley-de-economia-sostenible que a mi juicio es lo que deberías analizar para ver si están o no equivocados jurídicamente hablando.

También es importante corregir que los los juzgados del contencioso administrativo no entran en el fondo del asunto, así que no es un juez quien decide si lo que se hace es ilegal o no lo es, sino que observa si se vulnera la libertad de expresión o no (tema de extrema importancia, sin duda). De hecho las últimas sentencias, ley en mano, constitución en mano, avalan que las páginas de enlaces no son delictivas. Creo que eso es importante.

Debemos diferenciar los derechos de los autores de los negocios basados en el espejismo analógico en el que se han basado los negocios últimamente. Lo que se hace con esta disposición es poner un modelo de negocio, creo que francamente obsoleto, al mismo nivel que nuestra salud, o nuestra libertad de expresión.

Todos deberíamos rechazar este desprecio del Estado hacia lo verdaderamente importante.

Pero lo más peligroso es que de hecho ya existen fórmulas legales para cerrar las webs que cometen estas supuestas ilegales contra las que se pretende luchar. Ya existen. No hace falta nada nuevo y menos sin entrar en el fondo de la Ley de Propiedad Intelectual en lugar de en leyes de Economía ¿Sostenible?

Si el problema es que dichas medidas son lentas, será por recursos, no por la naturaleza de la ley; que aumenten los recursos y no equiparen negocios privados con derechos porque ¿qué pasa con los otros negocios? ¿Son acaso peores? ¿No tienen otros aspectos la misma prisa en solucionarse en cuatro días?

No estamos hablando de autores. Estamos hablando de un grupo de presión que no quiere cambiar su modelo de negocio porque le resulta molesto y debe ser el estado y ellos, como juez y parte, lo que quiten del medio a los jueces que hoy por hoy, están diciendo que las webs de enlaces, por enlazar, no son ilegales.

Ahora bien ¿no pueden hacer nada los autores? ¿Las industrias? Yo creo que sí. Y mucho. Y los autores lo primero que debemos hacer es exigir a esos intermediarios que nos den modelos de negocio viables y sostenibles en un entorno digital y de economía de escala. Que la industria del entretenimiento lejos de perder, gana cada año más (hablo en general), que existe un “shift” de unos sectores a otros ¿podía ser de otra manera? La gente ya no compra tantos “CDs” (de hecho me sorprende que existan) y pasan a otras formas de consumo. En este shift, en este falso ahorro que se supone que son las descargas entre particulares existe una clara oportunidad… para aquel que la quiera ver, claro.

Pero dejemos de vivir en el espejismo del control de copia a costa de sentar el peligroso precedente de un sistema de DMCA que con demasiada frecuencia se está usando para la censura más abierta en Internet. Sí, muy legal, pero es que ni siquiera nosotros en España podemos hacer algo tan básico como “citar” con lo que ya estamos incurriendo en delitos por usar la CITA, forma básica, por ejemplo, de libertad de expresión.
Para acabar, creo que es importante señalar que esta DF1 de LES es un encargo de Obama-Biden a Rodríguez Zapatero en la estrategia de lograr que ACTA se pueda aplicar.
Y ACTA es muy peligroso porque obligará a la gente a tomar medidas activas ante cualquier contenido que se quiera subir a Internet. Por cierto, hablando de cómo la DF1 de LES puede cerrar las puertas a los creadores, te lo explico. Con estas medidas los proveedores están siendo responsables de supuestas infracciones sin que se haga falta demostrar si esas infracciones existen invirtiendo la prueba de la carga (prueba diabólica), por lo que crear servicios par que otros suban sus creaciones será sencillamente muy caro. Sólo la élite podrá publicar, no los demás porque siempre existe el potencial riesgo de que alguien cree algo citando o basándose en lo que ha hecho alguien antes.
A mi me parece muy preocupante el abuso al que podemos ser sometidos por unos pocos que conocemos bien cómo funcionan.

Desafío a cualquiera a que mire lo que escribe, fotografía y publica en Internet y verá como todos infringimos supuestamente la ley. Es que de hecho en Internet no es posible no infringirla, por lo que todos podemos ser acusados, sin pruebas, y obligados a retirar como poco contenidos.

Por otro lado sabed que esto de la DF1 LES es uno más de los muchos pasos más que quieren dar. La “Coalición de Creadores” o mejor dicho “Coalición de Intermediarios en Proceso de Obsolescencia del Entretenimiento” ha declarado que si con ésto no se pone freno al intercambio de archivos en un 70% (que no lo pondrá) irán a exigir el corte de conexiones al estilo Francia.

En fin podría estar hablando mucho más del peligro que esto supone ante la puerta que se abre y que deberíamos ver, pero el análisis citado al principio lo hace mucho mejor y ahí hay abogados de todo el espectro del copyright.

Analízalo y critícalo porque creo que es importante mirar ese texto especializado más que un manifiesto general y de hecho mejorable.

Por último una reflexión final. Hace poco sacaron unos ebooks por 18 euros. El mismo precio que el libro en papel. Sin embargo el autor sigue recibiendo el mismo dinero por uno y por otro cuando sabemos que el ebook tiene unos costes infinitamente inferiores. ¿Quién está pirateando a quién?

Creo que los autores deberíamos valorar si el enemigo tal vez esté más cerca de lo que pensamos y que no sea el usuario final, sino tal vez el que está en medio.

(Derechos sobre la respuesta CC by-sa 3.0 más información aquí:Safe Creative #1003295862123

Opiniones sobre la Ley Sinde-Rodríguezapatero-Obama-Biden

¿Deberíamos preocuparnos por ACTA?

Vía el blog de David Hammerstein:

criadacta.jpg

Privacidad y protección de datos

“La propiedad intelectual debe ser protegida,
pero no debe estar por encima de los
derechos de las personas a la privacidad y a la
protección de datos “.

Peter Hustinx, European Data Protection
Supervisor (SEPD), emitió un informe sobre la
lucha contra la Falsificación de Comercio
(ACTA), alegando que podría resultar
inviable ante las actuales leyes de protección de datos de la Unión Europea.

Democracia y transparencia

“Acta es el blanqueo de legislación a
nivel internacional, algo que sería muy
difícil de conseguir mediante la mayoría de los parlamentos nacionales ”

Stravros Lambrinidis, miembro del Parlamento Europeo, S y el grupo D de Grecia.

¿Los proveedores de servicios de Internet con responsabilidad civil?

“Todas las medidas relativas a los derechos básicos de las personas han de ser llevadas a través de
adecuadas vías democráticas, y no a través de un
Reglamento mundial que sea convertido en ley de la Unión Europea “.

Andrea D’Incecco, gerente de asuntos públicos
de EuroISPA (Asociación Empresarial de
Europea de Proveedores de Internet).

“Con ACTA se ejerce presión sobre Internet al posibilitar que
los proveedores de servicios abran la puerta de la privacidad de las personas,
y se generaliza la vigilancia de la red. ”

Françoise Castex, miembro del
Parlamento Europeo, S y D, Francia.

“Dar responsabilidad a terceros para las empresas de servidores de Internet es como hacer que la oficina de correos
sea responsable de lo que está escrito dentro de las cartas
que se envían. ”

Alexander Alvaro, Miembro del Parlamento Europeo, Alemania, ALDE.

Libertad de expresión

“Es extremadamente lamentable que
el debate democrático haya sido eliminado
de las conversaciones de ACTA, lo que podría tener un impacto importante
sobre el derecho fundamental de la libertad
expresión “.

Reporteros sin Fronteras,
Premio Sajarov del Parlamento Europeo

Acceso a medicamentos

“Sólo podemos suponer que el texto final
podría hacer mucho daño en los países en desarrollo
y socavar el equilibrio
entre la protección de la propiedad intelectual
y la necesidad de proporcionar medicamentos a precios asequibles
para los pobres “.

Rohit Malpani, OXFAM

“Estamos en peligro de quedarnos con lo
lo peor de ambos mundos, fotaleciendo las normas de propiedad intelectual,
que son muy eficaces para detener el acceso
a medicamentos que salvan vidas que son a la vez muy malas para
detener y evitar los medicamentos falsificados “.

Michelle Childs de Médecins Sans
Fronteras, Ganadores del premio Nobel

David Hammerstein
TransAtlantic Consumer Dialogue

¿Deberíamos preocuparnos por ACTA?

Red SOStenible

Consideramos imprescindible la retirada de la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible por los siguientes motivos:

1 -Viola los derechos constitucionales en los que se ha de basar un estado democrático en especial la presunción de inocencia, libertad de expresión, privacidad, inviolabilidad domiciliaria, tutela judicial efectiva, libertad de mercado, protección de consumidoras y consumidores, entre otros.

2 – Genera para la Internet un estado de excepción en el cual la ciudadanía será tratada mediante procedimientos administrativos sumarísimos reservados por la Audiencia Nacional a narcotraficantes y terroristas.

3 – Establece un procedimiento punitivo “a la carta” para casos en los que los tribunales ya han manifestado que no constituían delito, implicando incluso la necesidad de modificar al menos 4 leyes, una de ellas orgánica. Esto conlleva un cambio radical en el sistema jurídico y una fuente de inseguridad para el sector de las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación). Recordamos, en este sentido, que el intercambio de conocimiento y cultura en la red es un motor económico importante para salir de la crisis como se ha demostrado ampliamente.

4 – Los mecanismos preventivos urgentes de los que dispone la ley y la judicatura son para proteger a toda ciudadanía frente a riesgos tan graves como los que afectan a la salud pública. El gobierno pretende utilizar estos mismos mecanismos de protección global para beneficiar intereses particulares frente a la ciudadanía. Además la normativa introducirá el concepto de “lucro indirecto”, es decir: a mí me pueden cerrrar el blog porque “promociono” a uno que “promociona” a otro que linka a un tercero que hace negocios presuntamente ilícitos

5 – Recordamos que la propiedad intelectual no es un derecho fundamental contrariamente a las declaraciones del Ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Lo que es un derecho fundamental es el derecho a la producción literaria y artística.

6 – De acuerdo con las declaraciones de la Ministra de Cultura, esta disposición se utilizará exclusivamente para cerrar 200 webs que presuntamente están atentando contra los derechos de autor. Entendemos que si éste es el objetivo de la disposición, no es necesaria, ya que con la legislación actual existen procedimientos que permiten actuar contra webs, incluso con medidas cautelares, cuando presuntamente se esté incumpliendo la legalidad. Por lo que no queda sino recelar de las verdaderas intenciones que la motivan ya que lo único que añade a la legislación actual es el hecho de dejar la ciudadanía en una situación de grave indefensión jurídica en el entorno digital.

7 – Finalmente consideramos que la propuesta del gobierno no sólo es un despilfarro de recursos sino que será absolutamente ineficaz en sus presuntos propósitos y deja patente la absoluta incapacidad por parte del ejecutivo de entender los tiempos y motores de la Era Digital.

La disposición es una concesión más a la vieja industria del entretenimiento en detrimento de los derechos fundamentales de la ciudadanía en la era digital.

La ciudadanía no puede permitir de ninguna manera que sigan los intentos de vulnerar derechos fundamentales de las personas, sin la debida tutela judicial efectiva, para proteger derechos de menor rango como la propiedad intelectual. Dicha circunstancia ya fué aclarada con el dictado de inconstitucionalidad de la ley Corcuera (o ley de patada en la puerta). El Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, respaldado por más de 200 000 personas, ya avanzó la reacción y demandas de la ciudadanía antes la perspectiva inaceptable del gobierno.

Para impulsar un definitivo cambio de rumbo y coordinar una respuesta conjunta, el 9 de enero se ha constituido la “Red SOStenible” una plataforma representativa de todos los sectores sociedad civil afectados. El objetivo es iniciar una ofensiva para garantizar una regulación del entorno digital que permita expresar todo el potencial de la Red y de la creación cultural respetando las libertades fundamentales.

En este sentido, reconocemos como referencia para el desarrollo de la era digital, la Carta para la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento, un documento de síntesis elaborado por más de 100 expertos de 20 países que recoge los principios legales fundamentales que deben inspirar este nuevo horizonte.

En particular, consideramos que en estos momentos es especialmente urgentes la implementación por parte de gobiernos e instituciones competentes, de los siguientes aspectos recogidos en la Carta:

1 – Las/os artistas como todos los trabajadores tienen que poder vivir de su trabajo (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B. “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta);

2 – La sociedad necesita para su desarrollo de una red abierta y libre (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo D “Acceso a las infraestructuras tecnológicas”, de la Carta);

3 – El derecho a cita y el derecho a compartir tienen que ser potenciado y no limitado como fundamento de toda posibilidad de información y constitutivo de todo conocimiento (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo A “Derechos en un contexto digital”, de la Carta);

4 – La ciudadanía debe poder disfrutar libremente de los derechos exclusivos de los bienes públicos que se pagan con su dinero, con el dinero publico (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo C “Conocimiento común y dominio público”, de la Carta);

5 -Consideramos necesaria una reforma en profundidad del sistema de las entidades de gestión y la abolición del canon digital (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B. “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta).

Por todo ello hoy se inicia la campaña INTERNET NO SERA OTRA TELE y se llevarán a cabo diversas acciones ciudadanas durante todo el periodo de la presidencia española de la UE.

Consideramos particularmente importantes en el calendario de la presidencia de turno española el II Congreso de Economía de la Cultura (29 y 30 de marzo en Barcelona), Reunión Informal de ministros de Cultura (30 y 31 de marzo en Barcelona) y la reunión de ministros de Telecomunicaciones (18 a 20 de abril en Granada).

La Red tiene previsto reunirse con representantes nacionales e internacionales de partidos políticos, representantes de la cultura y legaciones diplomáticas.

Firmado Red SOStenible

http://Red-SOStenible.net

http://Red-SOStenible.net/colabora/

La Red Sostenible somos todo. Si quieres adherirte a este texto, cópialo, blogguéalo, difúndelo.

Red SOStenible

Paraísos perdidos

Los autores tenemos ciertos derechos morales sobre nuestra obra, pero lo inmaterial es por naturaleza distinto de lo material y puede ser copiado sin que se pierda la noción de quién creó esa obra. Cuando sólo unas pocas industrias podían hacerlo, parecía lógico que se dieran ciertos monopolios a los creadores para así ser remunerados cuando las industrias ganaban dinero con sus contenidos, pero siempre nos basamos en eso, en un monopolio, en forzar una tuerca para que todo vaya bien y confiar en que nadie más se de cuenta de que todo se sostiene sobre un hielo muy delgado. En cualquier caso era fácil identificar al infractor y tomar medidas.

Pero cuando lo digital muestra de forma científica que los contenidos pueden ser copiados y transmitidos por cada uno de los ciudadanos ¿acabamos con dicha habilidad? ¿O nos concentramos en crear contenidos y servicios alrededor de éstos para capturar la cada vez más escasa atención y fidelidad?

Vivimos en un cambio drástico de la economía de la escasez analógica a otra de superabundancia digital y no sólo de contenidos sino de pequeños y grandes nuevos creadores que no tienen que necesariamente vivir de lo que han creado.

La calidad se seguirá premiando y se seguirá pagando, sin duda, pero en este cambio muchos caerán y así lo harán sus modelos de negocio como en su día ocurrió con los aguadores, los juglares, los fabricantes de hielo o los conductores de carromatos…

Triste tal vez, pero real como la vida misma, como que al compartir contenidos el autor no pierde su contenido salvo que le plagien, en cuyo casi sí está siendo víctima de la piratería.

Pero no intentemos ir contra la marea de la realidad. Si de algo es capaz el ser humano es de afrontar con éxito toda clase de desafíos. El desafío digital no es un problema. Es una gran oportunidad si se sabe ver con la perspectiva que recordar el pasado nos puede dar.

Texto por Mario Pena en el Dominio Público
Safe Creative #0912045064285

Paraísos perdidos