Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART

Hoy en día gracias a la fotografía digital ocurre que nos encontramos casi sin darnos cuenta con decenas cuando no cientos de fotografías en nuestras carpetas. Unas las subimos a zooomr, flickr o imageshack, otras las colgamos en Facebook o nuestro blog personal, por ejemplo.

manyfiles

Una vez subimos una foto a Internet ésta empieza a vivir su propia existencia más o menos conectada a nosotros. Pero con cada vez más frecuencia acaba totalmente descontextualizada. Encontramos fotos que no sabemos quién ha hecho. Nos encontramos nuestra foto en cualquier sitio sin la más mínima referencia a nuestra autoría o permisos dados.

Independientemente de nuestra filosofía sobre lo bueno o malo de que nuestras obras se copien, en general estamos de acuerdo en que se debe saber quién es el autor y que al menos se pueda tener una idea bastante buena de cuales son los derechos sobre las obras. Tanto si usas “todos los derechos reservados” como licencias copyleft como algunas de las creative commons, es importante que quede constancia de tu voluntad. Para eso tenemos los registros privados online como Safe Creative proyecto en el que trabajo.

En Safe Creative queremos facilitar el registro y por eso, añadido al propio registro desde la web, hemos creado un pequeño programa para registrar carpetas enteras llenas de contenidos de un tipo llamado ART (Automatic Registering Tool). Sirve para registrar grandes cantidades de contenidos de cualquier tipo, pero es especialmente evidente para fotógrafos con grandes cantidades de obras.

Os voy a explicar en pocos pasos qué hago yo con mis carpetas:

1.- Lo primero es, claro está, tener una cuenta en Safe Creative y crear algún perfil de registro. Un perfil de registro son patrones de registro que puedes configurar en tu cuenta de Safe Creative (ver figura bajo pantalla de login) indicando en cada uno la licencia que se aplicará a las obras que se registren con ese perfil, el tipo de obra que es, si el registro es público o privado, se permite la descarga, se realiza con un seudónimo, etc.. En mi caso tengo varios de fotografía dados de alta en Safe Creative. El ejemplo lo haré con “Photography CC by-sa” que son las fotografías que publico en Internet y que quiero que sigan siendo libres para ser usadas por cualquiera, incluso con ánimo de lucro, siempre que se respeten las condiciones de la licencia.

Pantalla de entrada en Safe Creative
Creación de perfiles

Seguir leyendo “Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART”

Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART

20 contra 3 y los mercachifles de los contenidos

Copio y pego de EXGAE.net con licencia CC by:

Sobre la comparecencia de eXgae ante la Subcomisión de Propiedad Intelectual del Congreso de los Diputados.

El próximo 29 de enero a las 14,30h EXGAE ha sido llamada a comparecer ante la Subcomisión de Propiedad Intelectual del Congreso de los Diputados, la cual está estudiando una reforma de la Ley de Propiedad Inteletual.

Hemos sido llamados a proporcionar nuestro punto de vista e información sobre el tema.

Contentos de poder hacerlo, nos hemos puesto a revisar la lista de los demás comparecientes.

Veámos:

De los 23 comparecientes, por un lado, tenemos a 7 de las 8 entidades de gestión, luego la Coalición de Creadores (donde ya están representadas 5 de las entidades de gestión, entre otros, y ningún creador, a pesar de lo que su nombre podría indicar), Promusicae (que también pertenece a la Coalición de Creadores), la ANEDI, Asociación Nacional de Empresas Distribuidoras de Soportes Discográficos, (y repito “soportes”), FECE Federación de Cines de España, FGEE Federación de Gremios de Editores de España, AEDE Asociación de Editores de Diarios Españoles,…. bien, parece que lo que piensa este sector, a fuerza de repetirlo, quedará claro.

Por otro lado hay empresas: concretamente asociaciones de empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones (ASIMELEC y AETIC) y televisiones (UTECA Unión de Televisiones Comerciales Asociadas, AOC Asociación de Operadores de Cable, FORTA Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos).

También está Google, otra empresa y AGPD. Agencia de Protección de Datos.

Francamente, y sin ánimo de criticar, no nos parece un retrato muy fidedigno de la sociedad española, que puede ser afectada por modificaciones de la Ley de Propiedad Intelectual, una ley que, como el mismo nombre indica, afecta al desarrollo cultural e intelectual de toda la población, de toda persona que crea algo con su mente y la plasma de alguna forma, en una palabra pronunciada, en una servilleta de restaurante, en una foto, en un blog, en un CD, en un escenario, en una conversación telefónica, en una grabación, en una hoja o un mail, en un cartel, en un lienzo o en el material que mejor le parezca y, de toda persona que, aunque no cree absolutamente nada con su intelecto (dicen que las hay), se codea con los que sí lo hacen.

Una ley que no sólo afecta a unos intereses empresariales.

Y aquí, justo en este punto, es donde queda por presentar a los 3 últimos comparecientes: Enrique Dans, Profesor de Sistemas de Información en IE Business School y experto en Nuevas Tecnologías e Internet; La CECU. Confederación de Consumidores y Usuarios, y nosotros, EXGAE.

3 contra 20 :-) .

Bien. ¿Y qué pinta EXGAE ahí?

Está claro que, a diferencia de todas estas otras organizaciones, cuyos socios han delegado su opinión en sus Presidentes – votados en el mejor de los casos por todos los socios o, en el peor, por un 10% de ellos -, y a pesar que cada año EXGAE recibe muchos miles de consultas y crea eventos con cientos de artistas, EXGAE no tienen ningún mandato ni vocación de representar a nadie.

EXGAE es hija de una sociedad que ya no delega con tanta facilidad, una sociedad que gracias a los avances digitales tiene una opinión pública constituida por individuos con opiniones propias creadas por el libre intercambio de ideas y conociminento en la Red, sin pasar por filtros o intermediarios, individuos que se expresan solos, que se organizan y deciden solos, que vigilan sobre el resultado del trabajo delegado, lo comentan, lo critican y lo mejoran todos los días.

EXGAE ha tenido la suerte de compartir esfuerzos y codearse en los últimos años con la infinidad de personas y organizaciones en España y en todo el mundo que piden activamente el respeto por los derechos civiles en la era digital. Sin ir más lejos en el tiempo, las más de 200.000 personas del Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet que han respondido en tan sólo 48 horas al primer anteproyecto de la LES, las 200 que han escrito la Carta para la innovación la creatividad y el acceso al conocimiento, las miles que componen la Red SOStenible.

EXGAE, pues, no ha ido a representar a nadie, sólo a contar estas experiencias compartidas y el denominador común que había en todas ellas: la necesidad de que las leyes se adecúen a la era digital, no de forma represiva, ignorando su existencia, como durante la Inquisición, sino con visión de futuro y de beneficios para toda la sociedad, una sociedad que comparte, constituida por individuos ontológicamente emprendedores, curiosos, creativos y libres.

EXGAE, pues, ha pedido prestados el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, la Carta para la innovación la creatividad y el acceso al conocimiento y las 4 demandas de la Red SOStenible y con ellas debajo del brazo se ha ido al Congreso para intentar explicar que es posible y necesaria una reforma de la LPI que garantice:

– que los artistas puedan vivir de su trabajo y beneficiarse de todos los avances que les ofrece la era digital, sin que se les obligue a pagar peajes de la era anterior.

– que compartir es la fuente de nuestro conocimiento y nuestra cultura, además de un modelo económico que ya nadie puede negar que es el modelo del futuro.

Hemos tenido 10 minutos para ello, 20 contra 3: deseadnos suerte.

Puedes descargarte aquí el texto de nuestra comparecencia.

20 contra 3 y los mercachifles de los contenidos

El nuevo paradigma de la creación

“En la era digital los creadores y distribuidores de contenidos nos hemos convertido en consumidores de la atención de nuestros usuarios.”

De alguna manera el modelo de negocio ha cambiado y es más importante fidelizar y hacer lo necesario para ofrecer nuestros contenidos que exigir que nos rindan pleitesía bajo el dogma de los incuestionados derechos de los autores.

La atención de los ciudadanos es escasa y la cantidad de contenidos es inmensa. O empezamos a cambiar de mentalidad, cosa que implica humildad, o los negocios nuevos que se creen para aprovechar esta explosión de creatividad fracasarán.

El nuevo paradigma de la creación

Bienvenidos a ACTA 2009

Gran Hermano
Creative Commons License photo credit: tupolev y su cámara

Antes de que se quisieran dar cuenta ya eran criminales y tratados como tales. Si la ley no dice que copiar contenidos a través de las redes de pares es algo ilegal, no hay problema, se cambia la ley y listo. ¡Ya es ilegal!

Si a algún país no le gusta la idea de que la policía se dedique a buscar los contenidos copiados que los ciudadanos esconden en lo más privado de su ordenador, forzamos alguna maniobra de presión a las que estamos acostumbrados y les obligamos a cambiar su ley. Total, es bueno para ellos, podrán saber qué quieren y consumen sus ciudadanos, tendrán acceso a sus secretos, siendo los comerciales los más valiosos, pero no los únicos. ¿Qué gobierno no querría tal cosa?

Hemos dejado demasiado tiempo que eso de Internet permita que la gente escuche, se comunique y consuma a su gusto, sin pasar por nuestro paternal control, sin obedecer nuestra moral total y absoluta.

Ya  ha sido demasiado libertinaje. Demasiados han empezado a pensar por si mismos y a cuestionar nuestra autoridad y dedicación a nuestros propios negocios. Tenemos que lograr que vuelvan al redil, que sigan comprando y consumiendo lo que decidimos y tenemos que controlar que no se desboquen, que no se escape información comercial importante, tenemos que lograr que piensen como nos interesa que piensen.

También necesitamos saber qué inclinaciones sexuales tienen, cuales son sus ideales políticos, cuántos son  potenciales peligros para nuestra oligarquía empresarial, cuántos tienen creencias religiosas y cuáles no.

Primero fue con la escusa el terrorismo y lo divertido fue que la gente pasara por alto que muchos terroristas habían sido financiados en algún momento que otro por nuestros amados dueños, los lobbys de empresas armamentísticas (esas que ganan tanta pasta con las guerras, el gran negocio). Luego fue la pedofilia ¿quién se atrevería a defender que no se investigue hasta llegar a la más evidente intromisión? Fue genial, porque si alguno hablaba de defender la privacidad le poníamos como sospechoso. Luego fue el ACTA, porque hay que proteger a los lobbys del entretenimiento que nos brindan esta fantástica escusa para seguir espiando a los votantes. Así ellos logran mantener su modelo de negocio del siglo XIX en pleno siglo XXI.

Los políticos de ciertos países se quejaron un poco al principio, pero como todos cedieron. Había mucha pasta y posiblidad de control en juego. Ahora la gente ya vuelve a ser como tiene que ser; moralmente correcta. Y nosotros seguimos pudiendo montar nuestras guerras, nuestos espionajes, nuestros planes para vender lo de siempre como siempre. Más ricos y los demás más pobres. Como tiene que ser.

Bienvenidos a 2009, o año 1 tras la aprobación del ACTA… Bienvenidos a nuestro particular 1984. Como siempre os hemos ganado. No podía ser de otra manera. Los ciudadanos no tenéis lo que hay que tener para desafiarnos. Somos poderosos. Somos los mejores y somos… vuestros dueños.

Y esto es solo el principio.

Mario Pena (cc) by


Safe Creative #0809080968541

Bienvenidos a ACTA 2009

Aprobada directiva europea sobre la propiedad intelectual

Publicado el 30 de Marzo de 2004

Noticia extraida de error500. El Parlamento europeo aprobó ayer la nueva directiva europea sobre Propiedad Intelectual, que mejor habría que llamar “contra la copia ilegal”. Esta directiva, cuya adopción por los estados miembros no podrá retrasarse más allá de dos años, otorga nuevas potestades en la lucha contra los que infrinjan el copyright sobre un producto.

Eso sí, afortunadamente, se establece una distinción entre organizaciones dedicadas a la venta de copias no autorizadas y el usuario que descarga contenidos para uso personal “de buena fe”.

Durante el año que ha estado debatiéndose, hubo propuestas para tratar a ambos casos por igual. Se planteaba tan restrictiva que incluso llegó a ser bautizada como la EuroDMCA, en paralelismo con la DMCA estadounidense, utilizada en casos como las demandas de la RIAA. En su versión final cubre todas las formas de propiedad intelectual, incluyendo marcas, patentes y copyright.

Aunque aligerada con las enmiendas que dejan fuera de su acción “a los que copien para uso personal de buena fe”, este directiva va a crear polémica. No queda claro qué es eso de la buena fe y quién decide cuando una descarga y copia ha sido hecha con buena fe ¿las compañías discográficas?. Por otro lado la directiva fue inicialmente propuesta por Janelly Fourtou, esposa de Jean-Rene Fourtou, jefe de Vivendi Universal, sin duda una de los interesados en la aprobación de la misma. ¿incompatibilidades entre intereses personales y cargos públicos? Quizás quede un poco lejos para que la prensa española se haga eco, pero la directiva sí que va a fectar a muchos españoles muy de cerca.

Según cuenta la BBC, la directiva permite a los grupos o compañías en defensa de sus derechos de autor, registrar domicilios, pedir el bloqueo de cuentas bancarias o confiscar equipos a los proveedores de Internet. Al menos no llega de entrada a establecer penas de cárcel. Estas potestades pueden derivar en que en un “uso flexible del concepto de buena fe”, las compañías las usen contra usuarios de eMule, BitTorrent o Soulseek.

Queda la aprobación del consejo de ministros, pero todo indica que la cosa se va a poner muy fea para la descarga y copia sin copyright.

Más información: news.com, New York Times (requiere registro), eff.org, El otro lado

Aprobada directiva europea sobre la propiedad intelectual