El miedo en los ojos de la UE, Obama y ASCAP ante lo que se les viene encima

Por un lado Obama declara que va a presionar directamente (¿más?) a los estados democráticos para que olviden la democracia y cambien leyes para crear nuevas figuras penales que penalicen el intercambio de archivos.

La UE presiona para que en ACTA se impongan penas de cárcel al intercambio de contenidos incluso si no existe ánimo de lucro.

ASCAP pide expresamente a “sus” artistas para que les den dinero para luchar contra ¡Creative Commons!, EFF y Public Knowledge.

Se me antojan actos de desesperación y desprecio hacia los propios artistas y ciudadanos. Un desvarío que tiene que tener su respuesta obligada en las urnas. Habéis declarado la guerra, una más de vuestras guerras, a los ciudadanos… a la realidad científica.

Una clase política que no hace nada ante actos criminales y piratas en el mar si son llevados por cierto gobierno carece de legitimidad para seguir gobernando.

Pedir acabar con EFF, CC o Public Knowledge es un ejemplo claro de absoluto desprecio a la decisión de los artistas y los ciudadanos.

Hablemos claro de una vez ¿eh? Señores de ASCAP, Obama (al que lamento decir que en un tiempo apoyé), Zapatero y resto de UE, no estáis por los artistas, no estáis por la cultura. Estáis por la piratería, por quitar del dominio público, por robar nuestro poder de decisión cual alimañas rabiosas. Estáis por mantener el modelo obsoleto de escasez de contenidos de unos distribuidores que necesitan vender copias, cuando la copia y la distribución la hacemos el resto de los ciudadanos… os guste o no.

Estáis desesperados porque esos distribuidores os han pagado mucho dinero y la realidad es que a los jóvenes que vienen no vais a tener ni la más mínima oportunidad de convencerles de que la copia digital no existe, que ha sido un espejismo.

Es la evidencia científica de que las cosas han de cambiar. Podéis mentir lo que queráis para mantener a esas industrias aferradas a su anticuado modelo analógico, pero la verdad, la realidad acabará por imponerse y ese día desearéis no haber insultado a la sociedad.

El miedo en los ojos de la UE, Obama y ASCAP ante lo que se les viene encima

Hay que parar ACTA y castigar a los políticos y empresas que la fomentan

ACTA no es sólo un atentado a Internet, es un atentado a las libertades civiles y al propio proceso democrático. No sólo no podemos permitirnos no hacer nada, sino que hay que ir más allá y castigar ya a los políticos, supuestos representantes nuestros, por ampararla.

Hay que castigar a los que la han creado, gestado e ideado. Hay que luchar contra ACTA porque sospechamos que de aprobarse además de un desastre para las libertades será algo horrendo para los países pobres.

Firmad la declaración de Wellington contra ACTA y difundid el mensaje.

http://publicacta.org.nz/wellington-declaration/
Hay que parar ACTA y castigar a los políticos y empresas que la fomentan

Asesinando Internet

Internet es tal vez la tecnología más importante de los últimos siglos. Gracias a Internet la gente puede tener voz y capacidad de decisión como antes sólo se podía soñar. Gracias a Internet podemos reclamar lo que es nuestro y de lo que hemos sido privados durante siglos: La parte de dominio público que tiene todo aquello que se crea.

Internet realmente está cambiando las cosas y como no podía ser de otra manera, molesta a los aferrados al poder sin control.

Dos grupos de presión y la más vil de las clases políticas en Europa se lanzan por turnos y de forma conjunta a asesinar Internet.

Sarkozy valedor de la industria represiva
Sarkozy valedor de la industria represiva

La parte más visible del lobby es la industria del entretenimiento rancia, que en su desesperada maniobra de mantener vigentes modelos de negocio analógicos en un entorno digital ante su incapacidad de crear nuevos modelos de negocio acordes al a realidad científica presiona para conseguir el asesinato digital de los ciudadanos. Lo llamo asesinato digital porque es lo que es. No me gustan los eufemismos. Desconectar a alguien de Internet por ¿descargas ilegales? es sin duda el equivalente digital al asesinato físico de la persona. Además es una política absurda y suicida que supondrá sin duda el final anticipado de dicha industria. Los ciudadanos no deberíamos aceptar tales insultos a la inteligencia.

Otro lobby es el de las compañias de telecomunicación a las que pagamos nuestras conexiones de banda ancha. Quieren sencillamenta acabar con la neutralidad de la Red para impulsar en competencia desleal sus productos en detrimento de otros posiblemente mejores. Dicen que sus redes de telecomunicación son sus autopistas y hacen lo que quieren. Otra mentira que no deberíamos consentir. Este lobby está aliado con el primero para simplemente ofrecer los contenidos de la primera con sus servicios ocultando toda la realidad digital que hay detrás y que demuestra que otro modo de crear y compartir no sólo es posible, sino que es necesario. Como son incapaces de hacer algo mínimamente bueno u original necesitan hacer trampas que no evidencien su infiníta incompetencia pues harían todavía más el ridículo.

Por último la más vil de las clases políticas que se cree al servicio de los intereses de poder de siempre han visto en la supuesta defensa del copyright la escusa que ni la mismísima lucha contra el terrorismo había logrado. Quieren espiar nuestras comunicaciones. Saber sin control judicial qué, cuándo y cómo nos comunicamos. Quieren acabar con la socialización sobre los contenidos y las opiniones críticas. No les interesa tener ciudadanos accediendo a los contenidos, influyendo sobre los votantes, pensando, siendo críticos, evidenciando la realidad sobre los contenidos digitales y lo innecesario de tantas instituciones políticas. Si Internet es libre ellos pierden su trabajo y su razón de ser. ¡Podría ocurrir que hasta se les exigiese que trabajasen por aquellos que les votan! Por eso se dejan comprar por los lobbys (salvo excepciones que confirman la regla) y así destruir Internet sin dar la cara sobre sus auténticas intenciones.

Todo esto está saliendo adelante en Europa. Una de las batallas más importantes de la guerra por la libertad ha sido perdida. La hemos perdido todos pero sobre todo las consecuencias de permitir el fascismo en Internet la pagarán nuestros descendientes.

Pero la guerra no ha acabado; en realidad apenas ha comenzado, así que hay mucho que tenemos que hacer. Tenemos que usar los servicios de contenidos alternativos, tenemos que crear nuestros propios contenidos libres y tenemos que castigar electoralmente a todos los partidos políticos responsables no sólo de lo que está pasando, sino de lo que ha pasado y no han evitado. No olvidemos que no hacen sino robar del dominio público lo que es nuestro ampliando la “protección” de los derechos de autor. No olvidemos ya de paso que son los mismos que han dado nuestro dinero a los ladrones banqueros que han provocado con su codicia una crisis que ha dejado a millones en el paro y de verdad, no esos que tristemente pierden sus puestos porque ya con frigoríficos no hacen falta fábricas de hielo.

Dejemos de pensar que los políticos van a cambiar. No lo harán hasta que el pueblo les envíe en claro mensaje cada cuatro años; que lo que hacen lo hacen contra los ciudadanos y como tales debemos castigarles una y otra vez hasta que se les quite cualquier tentación de venderse a los más reaccionarios y ridículos de los lobbys. Si no castigamos a los políticos, si no cambiamos nosotros mismos, la culpa es simplemente nuestra.

Hoy más que nunca debemos recordar el cinco de Noviembre.

Safe Creative #0910254750401

Asesinando Internet

EEUU, Canadá, EU y Vaticano han intentado acabar con el tratado para proteger el acceso a los ciegos a materiales escritos

Fuente:  Boing Boing (29 de Mayo de 2009)

Por Cory Doctorow

Traducción por Mario Pena (la traducción es bajo la misma licencia)

Licencia: Creative Commons CC by-nc 2.5

Actualización: ¡Victoria! La propuesta de tratado ha sobrevivido a esta reunión y volverá a estar en la agenda en la próxima. Tenemos un par de meses para presionar a nuestros gobiernos y asegurarnos de que la próxima vez que aparezcan no nos avergüencen a todos oponiéndose a esto.

Ahora mismo, en Génova, en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la ONU, se está haciendo historia. Por primera vez en la historia de la OMPI, el organismo que crea los tratados mundiales sobre propiedad intelectual está intentando escribir los primeros tratados de copyright dedicados a proteger los intereses de los usuarios de copyrights, no sólo los de los propietarios de los derechos.

El asunto en cuestión es un tratado para proteger los derechos de los ciegos y otras personas con otras discapacidades que pueden afectar a la lectura (gente con dislexia, con brazos paralizados o sin éstos, o sin manos para poder volver las páginas), introducido por Brasil, Ecuador y Paraguay.  Debería ser una cosa hecha:  ¿Quién no querría un sistema de armonizadas excepciones de copyright que aseguraran el acceso a la palabra escrita a los discapacidados?

EE.UU. he ahí quién no lo desea. Los negociadores de la administraciónde Obama se han unido a una pícara galería de representantes comerciales de ricos países que se oponen a la protección a las personas ciegas. Otras naciones y regiones que se oponen a los derechos de las personas ciegas son Canadá y la Unión Europea.

Actualización: También se oponen a los derechos de las personas discapacitadas: Australia, Nueva Zelanda, el Vaticano y Noruega.

Actualización 2: Países que están en el lado correcto incluye: “la región Latinoamericana y Caribe incluyendo Uruguay, Argentina, Chile, Jamaica, así como Asia y África”.

Actualización 3: Canadá está disgustada conmigo. Está bien, yo estoy disgustado con Canadá.

Los activistas en la OMPI están desesperados por que se escuchen sus palabras. Están tweetteando como locos desde la negociación (técnicamente llamada Sesión 18 del Comité Permanente sobre Copyright y Derechos Relacionados) publicando editoriales en el Huffington Post, etc.

Aquí es donde entrais vosotros: esto tiene que obtener la máxima exposición, ser oído lo más ampliamente posible, de tal manera que encontremos formas de llegar a los oídos de los oscuros y poderosos agentes que controlan las negociaciones de comercio nacionales.

No suelo pedir a los lectores que hagan esto, pero por favor, reenviar este artículo a toda la gente que conozcáis en EE.UU., Canadá y la Unión Europea y pedir que lo vuelvan a poner en blogs, en tweets y que difundan el mensaje, especialmente a oficiales gubernamentales y activistas que trabajan por los derechos de los discapacitados. Sabemos que las negociaciones en la OMPI pueden verse abrumadas por los activitas ciudadanos — de esta manera fue como logramos acabar con las negociaciones del Tratado sobre Radiodifusión hace unos pocos años — y con vuestra ayuda podremos hacer historia y crear un mundo en el que las leyes de propiedad intelectual protejan el interés público.

Estoy en la reunión en Génova de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Esta tarde el gobierno de los Estados Unidos, en combinación con otros países de altos ingresos en el “Grupo B” está buscando bloquear un acuerdo para discutir un tratado para personas que son ciegas o tienen otras minusvalías lectoras.

La propuesta para un tratado está apoyado por un gran número de ONGs civiles, La Unión Mundial de Ciegos, la Federación Nacional de Ciegos de EE.UU., el Consorcio Internacional DAISY, Grabando para los Ciegos y Disléxicos (RFB&D por sus siglas en inglés N. del T.), Bookshare.org y grupos representando personas con discapacidades lectoras alrededor del mundo.

El principal objetivo del tratado es permitir la importación y exportación tranfronteriza de copias digitales de libros y otros trabajos con derechos de autor en formatos que sean accesibles a personas que sean ciegas, discapacitados visuales, disléxicos o tengan otras discapacitades para la lectura, empleando dispositivos especiales que muestren el texto en braille adaptable, generación informática de texto a hablado, o tipos de letra grandes. Estos trabajos, que son caros de realizar, son típicamente llevados a cabo bajo excepciones nacionales a las leyes de copyright y se escriben para el beneficio específico de personas con discapacidades…

La oposición de los Estados Unidos y otros países con altos ingresos se debe a la intensa presión de un gran grupo de editores que se oponen al “cambio de paradigma”, donde los tratados protegerían los intereses de los consumidores, más que expandir los derechos de copyright de los autores.

La administración de Obama fue intensamente presionada sobre este asunto, incluyendo reuniones con altos cargos de la Casa Blanca. Las aseveraciones recibidas esta semana en el sentido de que las cosas iban en la dirección correcta han resultado falsas, ya que la delegación de los Estados Unidos ha leído básicamente del escrito hecho por los agentes de presión de los editores, ensalzando las virtudes de soluciones basadas en el mercado, ignorando montañas de evidencias de una “hambruna de libros” y las demenciales barreras para compartir trabajos.

Obama Joins Group to Block Treaty for Blind and Other Reading Disabilities

COPYRIGHT EXCEPTIONS AND LIMITATIONS

Twitter feed for #sccr18

PROPOSAL BY BRAZIL, ECUADOR AND PARAGUAY, RELATING TO LIMITATIONS AND EXCEPTIONS: TREATY PROPOSED BY THE WORLD BLIND UNION (WBU)

Pedro Paranaguá’s notes in English and Brazilian Portuguese

EEUU, Canadá, EU y Vaticano han intentado acabar con el tratado para proteger el acceso a los ciegos a materiales escritos

La tecnología debe servir a los ciudadanos y no a los intereses de unos pocos

Nos encontramos ante una encrucijada en la que podemos observar las tendencias de ciertos grupos de presión y de nuestros líderes (los que elegimos y legitimamos una y otra vez), que se contraponen de forma evidente y llamativa a las auténticas necesidades que existen en pleno inicio de la era digital.

¿Tenemos motivos para preocuparnos? Pues sí, deberíamos estar muy preocupados porque:

Nuestro representantes europeos no dudan en olvidar y rechazar la política de tomar decisiones basadas en la evidencia científica para complacer a las grandes empresas del entretenimiento que se niegan en evolucionar y adaptarse a la realidad de Internet. Esto es peligroso, porque no sólo van a aumentar los años de “protección” de las grabaciones sonoras hasta los 95 años, cosa que en nada beneficia a los artistas, y perjudica mucho a los ciudadanos, sino que sientan en lamentable precedente de alejamiento de la tradición científica para adentrarse en las procelosas aguas de la superchería y la demagogia religiosa. En este caso, la religión del dios Copyright. Corremos el riesgo de caer en una nueva edad media de la era digital. La ciencia rechazada, es como una luz que se apaga. Poca gente se da cuenta de lo increiblemente grave que es esta situación. Las consecuencias a medio y largo plazo son impredecibles.

Los perjudicados, son los ciudadanos que les votamos. ¿Será que querremos siempre un dominio público real y práctico… inexistente?

Pero si no tuvieramos suficientes problemas con nuestros representantes políticos a los que seguimos premiando con nuestros votos, por lo tanto, siendo nosotros mismos cómplices de nuestro males, otras organizaciones, supuestas defensoras de nuestros derechos o de las industrias directamente perjudicadas por las malas praxis del copyright, se pasan al bando de la defensa dogmática de la nueva religión del milenio digital, el copyright tal y como fue decidido que sería unos 200 años atrás, cuando nada había digital.

Así encontramos que Asimelec prefiere volcarse con la supuesta necesidad de adoctrinar (mirar punto 5) a los ciudadanos sobre la incuestionabilidad de la ley de propiedad intelectual tal y como está formulada actualmente.

Lo cierto es que sí necesitamos tecnología y modificaciones de las leyes. Necesitamos cosas reales y ser valientes porque:

– Es hora de desplegar una Internet gratuita, global y de conexión permanente con tecnologías tipo WIMAX.

– Es hora de replantear las leyes de propiedad intelectual y de copyright para que no se permita más abusos por parte las industrias y los litigadores profesionales, y sí más uso de los contenidos en función de su destino por la ciudadanía. Es hora de que no sigamos siendo criminales por el simple hecho de observar la superabundancia de contenidos digitales y usarlos para premiar a los creadores de forma directa.

– Es hora de poner en el mismo plano de competencia los nuevos modelos de negocio que tienen que competir para fomentar la innovación, con los modelos arcaicos y analógicos que se basan en la escasez de contenidos. Señores, hoy hay escasez de atención. Empiecen a preocuparse por eso.

Si hay que buscar culpables, miremos en nosotros mismos. Lo que leemos, lo que vemos, lo que consumimos, a quien elegimos. Hemos permito por demasiado tiempo que nos roben la cultura, que se diga defender a los autores cuando se defienden modelos absoletos. Está en nuestra mano exigir por activa y por pasiva que no se abuse más de nuestra paciencia.


Safe Creative #0903032672026

La tecnología debe servir a los ciudadanos y no a los intereses de unos pocos

Internet sentenciada a muerte

¿El motivo? Ser vehículo para que los ciudadanos se desarrollen y se involucren en las nuevas tecnologías dando la espalda al despotismo de los que secuestran la cultura.

by Arkano3 with a CC by-nc-sa license

La pena, muerte… pero más bien asesinato, con premeditación, alevosía y nocturnidad. Los europarlamentarios, cansados de gente que piense y actúe por si misma de espaldas a su paranoia de ficción de ciertos lobbys de presión, prefieren arrasar con nuestros derechos y libertades no sea que empecemos a exigirles de verdad que arreglen los problemas que el mundo tiene.

El próximo Septiembre de 2008 será tal vez el primer día de 1984.

Actualización: Imprescindible resumen en Dondado de lo que está pasando hoy en día en la lucha de los políticos por controlar Internet y eliminar libertades de los ciudadanos.

Internet sentenciada a muerte