El día que Youtube dejó de ser Web 2.0

Web 2.0 es interacción entre contenidos e internautas. Ejemplos de web 2.0 pueden ser Flickr o blogger sólo por poner dos ejemplos de modelos de negocio apadrinados por Yahoo! y Google respectivamente.

La cuestión más importante, que creemos esencial en web 2.0 es la relación entre los usuarios y las páginas web que favorecen que se comparta información. Además la relación debería ser más personal, menos automática, más humana.

El éxito de Youtube, una empresa que daba pérdidas y que a pesar de todo se compró por 1.500 millones de dolares radica en su naturaleza 2.0. Los usuarios suben videos de propia creación y los comparten con el resto de usuarios. La fácil implementación para incrustar estos videos de baja calidad de visionado en blogs y resto de webs, junto con la progresiva subida de videos con copyright han hecho el resto.

Pero la industria cinematográfica no ve con gusto que los ciudadanos compartan sus producciones y las comenten a su gusto, ahorrándoles en parte sus ingentes gastos en marketing. A la industria inmovilista no le gusta sus clientes. No han visto la ocasión que suponen iniciativas como Youtube ni el potencial de información que sopone Internet y se han limitado a exigir, al no recibir todo el dinero que demandan, que se retiren sus contenidos.

Hasta lo podemos entender pues ya conocemos de largo la incapacidad de esa industria de evolucionar y ser coherente. Lo que no entendemos es la postura de Youtube-Google en estos casos.

Recientemente a un buen amigo, creador de grandes cortos como “Idea” subido a Youtube y gran conocedor del mundo del cine, que además de conocer produce e incentiva la creación audiovisual, le han borrado su cuenta de usuarios sólo por subir videos con copyright, esa licencia que de tan poco sirve en la Internet. Dicen las malas lenguas que se debe a la presión de algunas entidades de gestión, además de por las propias productoras. El caso es que le han borrado todo; su cuenta completa, incluyendo sus favoritos, sus videos de creación propia, en definitiva, su identidad en la red. Nuestro amigo usaba Youtube y los videos que subía para ilustrar su blog, al más puro estilo web 2.0 y comentar interesantes temas sobre el mundo del cine. ¿Hacía perder dinero a la industria? No, más bien al contrario, la hacía más atractiva e interesante. Cedía su conocimiento y su tiempo para lograr que la gente vea más cine, consumiera más. Atacar estas actividades es luchar contra al futuro y la rentabilidad.
No nos parece una política coherente con la propia naturaleza del servicio Youtube, de hecho entendemos que actitudes así pueden provocar a la larga el fin de esa web.

No escuchar, no hablar, no respetar a los usuarios es lo que no se debe hacer con la web 2.0 y se corre el riesgo definitivo de perder al favor de esa gente que ha logrado situar Youtube entre las webs con más éxito de los últimos años.

El día que Youtube dejó de ser Web 2.0

6 comentarios en “El día que Youtube dejó de ser Web 2.0

  1. rwx dijo:

    Dicen las malas lenguas que se debe a la presión de algunas entidades de gestión, además de por las propias productora

    Han sido productoras directamente.

  2. En principio sí… pero las malas lenguas no dudan en apuntar a ciertas entidades de gestión que están seleccionando con el dedo aquello que se tiene que borrar (hablamos de usuarios) que no es políticamente correcto siempre.

  3. […] Pensé que bueno, ya que Google es ahora la dueña de este servicio y me consta que está echando a muchísimos usuarios y con ellos sus videos; igual el que subiera el corto en su día fuera eliminado y con él todos sus posts, actitud que por otro lado me parece negativa para Internet; así que busqué otras fuentes, pues me consta que había al menos cuatro o cinco más. No quedaba ni una. No he sido capaz de encontrar otra fuente. El resto de videos, incluido “La Dignidad de la SGAE” sí que aparecen, pero el que hicimos nosotros no estaba por ningún lado. […]

  4. […] Pensé que bueno, ya que Google es ahora la dueña de este servicio y me consta que está echando a muchísimos usuarios y con ellos sus videos; igual el que subiera el corto en su día fuera eliminado y con él todos sus posts, actitud que por otro lado me parece negativa para Internet; así que busqué otras fuentes, pues me consta que había al menos cuatro o cinco más. No quedaba ni una. No he sido capaz de encontrar otra fuente. El resto de videos, incluido “La Dignidad de la SGAE” sí que aparecen, pero el que hicimos nosotros no estaba por ningún lado. […]

  5. Yo tambien he sufrido en mis carnes el borrado de mi cuenta del youtube y el borrado de más de 50 videos (42 creados por mí y el resto por mis amigos) y todo porque hice un video donde vulneraba, según ellos, el copyright cuando yo no he sacado ni un duro y hacía publicidad de una serie… Más de 700000 visitas al traste. Ahora me he creado 3 cuentas distintas en el youtube por si me vuelven a borrar la cuenta… 😛

  6. Es muy fuerte. Cada vez hay más y más casos… y yo pienso que habiendo muchas más y mejores alternativas como blip.tv o cualquier otro similar a youtube, al final la que lo inició todo dejará de ser atractiva y acabará desapareciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s