Plagio, copia privada, piratería y confusión

A raíz de esta noticia que ha salido en Meneame, y siendo la segunda o tercera en muy poco tiempo, no puedo menos que intentar comentar sobre cierta confusión que se está generando en el debate posterior. Es la referente a ciertos comentarios en el sentido de apuntar que “estamos dispuestos a bajarnos cualquier contenido (películas, música) sin permiso del autor pero luego ponemos el grito en el cielo cuando alguien nos copia un contenido sin permiso y sin citarnos“.

Sinceramente que aquí se están confundiendo varios términos y conceptos de manera puede que involuntaria, pero que causa directamente mucho daño al desarrollo de las licencias libres.

Aclaremos conceptos:

Descargarse contenidos con redes de pares es algo que se puede hacer porque obedece al concepto de copia privada. En esta descarga nadie deja de reconocer la autoría de la obra. Nadie que baje, por ejemplo, “Ciudadano Kane” puede decir que el director de la película no es Orson Welles, sino uno mismo por haberla copiado él en un CD, DVD o disco duro. La copia privada es una excepción al derecho del autor de la obra a impedir su copia, pero hablamos sobre los derechos patrimoniales, aquellos que involucran dinero de una manera u otra. En ningún caso se pueden negar los derechos morales sobre la obra, que serán, ahora y siempre de aquellos que la hicieron en origen. Por lo tanto, copiar contenidos para uso privado, por supuesto, no es piratería.

El plagio, es decir, la apropiación de una idea de otro usándola como creación propia sí es un acto de lo que hoy llamamos piratería. El plagio se ha dado y se dará siempre en la historia del hombre. A veces el plagio no es tal, sino que lo parece, como cuando dos personas tienen una idea igual en un corto plazo de tiempo, y dilucidar si algo es plagio o no es muchas veces complicado, pero en el caso del uso de imágenes que ha tomado un tercero por parte de, por ejemplo, una revista sin mencionar al autor, es algo muy fácil de probar. El plagio es ahora y siempre una lacra que hay que evitar y con la irrupción de las licencias libres el problema se está empezando a magnificar achacando a éstas licencias un tipo de vulnerabilidad que en realidad es mayor en las obras con licencia de copyright restrictivo (las obras más plagiadas de la historia).

Porque acosumbramos a mezclar los conceptos y no nos paramos a leer las licencias que tienen toda una base legal detrás basada en las leyes del copyright y la propiedad intelectual siendo la base irrenunciable la obligatoriedad de mencionar siempre al autor de la obra. Creer que el uso de las licencias Creative Commons significa que son tan libres que no hay que mencionar la autoría y respetar el resto de clausulas es un error. Las licencias CC se basan en el copyright y como en éste nadie puede atribuirse la autoría de la obra de otro.

Todos debemos realizar un esfuerzo por lo tanto por discernir los distintos matices. El plagio sí es piratería, pero la copia privada no. Hemos de educar y educarnos en el respeto de unas licencias cuyo espíritu es facilitar el uso interactivo de las creaciones de otros, pero siempre basado en el respeto a la autoría que se ejerce mediante el justo reconocimiento al creador.

Sólo así se logrará que se tengan en cuenta estas licencias de cara a un mayor uso futuro de éstas. El uso de licencias libres enriquece nuestra cultura, demostremos pues que sabemos respetar su funcionamiento. Más información en Creative Commons España.

——–

Texto bajo licencia Creative Commons (cc) by-sa V3.0 Mario Pena 2007.

Plagio, copia privada, piratería y confusión

10 comentarios en “Plagio, copia privada, piratería y confusión

  1. mermadon dijo:

    La obra “original” copiada siempre tendrá detrás a su autor. No reconocer la autoria para mí es peor que la “pirateria”. Aunque me baje cientos de pelis o musica siempre reconoceré la autoria de esas obras. Eso es algo que no se lo quitaré a nadie y que considero lo más importante.

  2. Exacto, esa es la cuestión y no otra. Pero la gente confunde los términos y trata de hipócritas a gente sin realmente tener motivo alguno para ello. No sé si hay una mano oscura detrás o es sólo fruto de la ignorancia (atrevida es la ignorancia).

  3. Para mi está claro, las licencias CC son cada vez más populares, y son muy comunes en la bogsfera, así que estos casos de plagio o uso inapropiado antes exclusivos de obras con Copyright -ya que no existía otra cosa-, se darán cada vez con más frecuencia. Ya he visto varios casos por los foros de flickr -aunque en esta noticia hablan de una simple captura de pantalla, no se yo si el que debería quejarse es el programador- y en los comentarios se daba la misma confusión de términos, o incluso peor, se culpaba directamente a las licencias Copyleft de favorecer el plagio o el uso indebido de la obra.

    A alguien sin escrúpulos -o simplemente un mal periodista como en este caso- que plagie o use una obra de otro como propia, le da igual la licencia sea C o CC, probablemente ni sepa que significa, pero eso obviamente no es culpa de las licencias copyleft.

    Hay que meter a la gente en la cabeza que la ley nos garantiza a todos una serie de derechos inalienables sobre nuestras creaciones, el uso de licencias Copyleft para nada afecta negativamente a nuestros derechos. Todo lo contrario, el uso de licencias Copyleft nos afecta positivamente como creadores.

  4. mermadon dijo:

    Arkano un placer verte por aquí.
    Ya os digo; me acuerdo allá por el año 1995 cuando yo era asiduo al concurso de maquetas MOD de la revista PCmania; yo no tenía ni ideas de copyleft ni nada, pero en su momento denuncie a varios concursantes que habían ganado el concurso con tema plagiados tal cual; vamos, ni siquiera cambiaban alguna nota, sólo cambiaban el nombre del autor y a rular.
    Apropiarte por la cara del trabajo de otro me parece demencial.
    …corría el año 1995!!

  5. Bueno, pensándolo detenidamente, creo que la anécdota aquí es que un periodista de “Computer hoy” busque una captura de pantalla en Google, es que hay que ser cenutrio, manda narices que escribas en una revista de informática y no sepas que hay un botón “prt pant” en el ordenador.

  6. El caso de la captura podrá ser discutible, supongo, en un debate sobre quién tiene el derecho sobre las interfases y todo eso, pero creo que es marear la perdiz. El autor del blog realizó un trabajo y puso para eso capturas de pantalla, pero el trabajo en sí es un todo y tiene una licencia.

    A mi lo que me preocupa, e intento explicar, es que como bien dices Arkano, las licencias CC y las libres en general favorecen al autor, pero lo que es más, protegen más y mejor que las simplemente (c). Es tal vez cuestión de educación y conocimiento, y en eso estamos, pero es que las obras más plagiadas de la historia son las que llevan licencia (c) y en proporción mucho más. Con las licencias (cc) tenemos que empezar a comprender que ya que nos dan ciertas prerrogativas, lo mínimo es obedecer la licencia y para eso hay que leer algo, o escuchar a los que saben algo del tema.

    Pero lo más dramático es que algunos confundan el plagio con la copia privada. Eso me parece demencial porque demuestra la ignorancia que todavía persiste en Internet sobre algo más que trillado.

  7. Iker dijo:

    Bueno, pues la revista ha publicado una rectificación y, según aseguran, han echado al colaborador que fusiló la imagen. Eso sí, también le dan caña al blogger por acusarles de robo y poner en entredicho la honestidad de la revista en su blog.

Responder a mermadon Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s