Las cosas claras: esto no va de creadores, sino de intermediarios

Dejemos las cosas claras. La política del Ministerio de Cultura y las iniciativas tipo Ley Sinde-Biden no tienen poco que ver con los autores, artistas y creadores en general. En realidad lo que se hace es favorecer a una serie de intermediarios, principalmente distribuidores, los evidentes perjudicados ante la llegada de lo digital al hogar de muchos ciudadanos.

De lo que se trata es de intentar mantener una serie de modelos de negocio de oligopolios que controlaban la copia, promoción, publicación y distribución, en la era digital en la que cualquier persona puede copiar, distribuir, promocionar y publicar.

En pocas palabras, la tarta que se repartían unos pocos tiene ahora más porciones y toca a menos a cada uno. Los artistas aquí son moneda de cambio. Nuevos actores han entrado en el juego, otros deberían salir, reducirse, desaparecer o adaptarse.

Como los oligopolios no quieren ceder poder, prefieren mantener la ilusión de que pueden hacer negocio tal y como hacían veinte años atrás sin cambiar un ápice, incluso cuando ya no son necesarios, y por eso han de forzar leyes que den la ilusión a los inversores de que hay futuro en la venta de CDs y DVDs.

Pero lo cierto es que ya no hay sitio para todos. Mucho lo han entendido ya, pero otros pretenden seguir existiendo a pesar de todo sin añadir el más mínimo valor al trabajo que realizan.

Los creadores se merecen algo mejor, mucho mejor. Necesitan que alguien les ayude a acercarse a esa gente que copia, comparte y promociona su trabajo y obtener algún tipo de beneficio adicional directo o indirecto de dicha actividad. No necesitan a  unos intermediarios que les ocultan la verdad de sus intenciones y que mediante lobbys, presión y campañas ofensivas hacia los ciudadanos les alejan de sus fans, de sus coleccionistas y de su futuro como creadores y artistas.

La realidad es que todo ha cambiado para siempre y los creadores deben explorar otras posibilidades. Sus financiadores, promotores, publicistas, distribuidores, fans, coleccionistas e incondicionales están ahí fuera. Si no van ellos a buscarles, nadie lo va a hacer en su lugar.

Anuncios
Las cosas claras: esto no va de creadores, sino de intermediarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s