Contra la clase política vendida al lobby de USA

Desde hace años el deterioro democrático de Europa y en especial España es más que notorio. Muchas cosas han ido demostrado la verdad de quién está detrás de la política en nuestro país. Hace ya varios años que he decidido luchar activamente contra el sistema actual en el que unos pocos partidos conocidos son herramientas, marionetas de otros poderes que buscan guardar sus propios intereses destruyendo nuestras libertades.

Hace tiempo que supimos de la Ley Biden Sinde y hoy el PP y el PSOE han llegado a un acuerdo que sólo me confirman que mi decisión es la correcta. Voy a luchar para evitar que la gente vote a estos dos partidos y a cualquiera que no luche contra la piratería, la de verdad: esa en la que un gobierno que mantiene Guantánamo obliga a otras naciones sumisas a legislar ninguneando las decisiones de los jueces, la piratería de la continua extensión de los periodos de vigencia del copyright, de los contratos leoninos, del robo del dominio público.

Hoy me reafirmo en mi lucha contra la piratería legal de los partidos corruptos.

Hemos perdido una batalla. Espero que estén preparados para asumir las consecuencias porque cada vez les va a costar más y más ganar batalla alguna. Y pronto nos costará menos y menos ganarlas nosotros. Esto es una guerra abierta de muchos políticos vendidos a la democracia en general, la separación de poderes en particular y la libertad de expresión.

Sé que soy una simple voz gritando en medio del desierto, clamando contra la gentuza y los auténticos piratas. No me importa. Somos legión.

Contra la clase política vendida al lobby de USA

Lavado de cara de la SGAE

La SGAE (con “E” de Editores) es una de las entidades de gestión más odiadas por los ciudadanos. Su pésima gestión ante la realidad digital ha chocado de tal manera con la sociedad que es muy difícil que su reputación y funcionamiento mejore. Aquí comento algunos de los puntos más interesantes que sugiere Eduardo Bautista para su lavado de cara:

” … se comprometió a adecuar el sistema de remuneración compensatoria (el célebre canon digital) a “la nueva del Tribunal de Luxemburgo”, con el compromiso de que no se iniciarán actividades contra las “personas físicas, los individuos”. “Solo se perseguirán los fraudes masivos”, añadió Bautista.”

El Sr. Bautista mezcla dos conceptos. Si se ha cometido algún fraude relacionado con el canon digital, y tal y como demuestra el Tribunal de Luxemburgo, habrá sido por parte de las entidades de gestión y el gobierno al no respetar la norma y cobrar, a sabiendas, a quien no había que cobrar, a hospitales, universidades, juzgados, empresas, etc, que son entidades jurídicas que no tienen derecho a realizar copia privada por lo que debían estar exentas de pagar dicha remuneración. Además sabían perfectamente lo que estaban haciendo.

Recordemos en este punto que el “canon digital” no se cobra por actividades ilegales, sino por el derecho de los ciudadanos a hacer copias privadas.

Lo segundo que menciona de no ir a por personas físicas y que se perseguirán fraudes masivos nos gustaría saber a qué se refiere, pero voy a suponer a que está hablando de la llamada Ley Biden-Sinde. La cuestión es que la Coalición de Creadores, un lobby de parte de la industria de intermediarios del entretenimiento, ya declaró que la Ley Biden-Sinde es únicamente un paso previo a ir a por los usuarios finales y cortarles la conexión a Internet. En cualquier caso si hablamos de fraudes masivos ¿cómo es que las sentencias sobre las webs similares a las que ahora quieren cerrar administrativamente sin resolución judicial sobre su legalidad, han sido declaradas una y otra vez legales por los jueces que aplican la ley de propiedad intelectual? Esa es la cuestión. Quieren cerrar webs porque les molestan, no porque esté cometiendo fraude alguno. Si esas webs estuvieran incumpliendo la ley ya habrían sido cerradas y en ningún caso habrían ganado los juicios a los que la SGAE y otras entidades y empresas les ha llevado.

” Además, se reforzarán las “labores de educación del consumidor”, se ayudará a “los socios a que distribuyan las obras correctamente en Internet” …”

Cuando una entidad como la SGAE habla de educar, no dejo de mentalmente cambiar la palabra “educar” por “adoctrinar” porque es de eso de lo que estamos hablando. Las leyes de monopolio de derecho de autor se basan en una ideología, en una opinión y por lo tanto son muy discutibles. Además para poder educar no sólo hay que conocer, no sólo hay que hablar de un tema concreto, o incluso de Internet como parece que quieren hacer ahora. Hay que comprenderlo, interiorizarlo y razonarlo. Creo que los directivos de estas entidades de gestión y otras corporaciones de intermediarios harían bien dejándose educar por sus hijos e hijas, que sin duda les pueden dar auténticas lecciones de humildad sobre qué es y cómo funciona Internet y la era digital en la que los contenidos, guste o no, se copian y distribuyen a coste cercano a cero.

Sobre “educar” a los autores ¿se refieren a todos esos autores que por ejemplo quieren auto-publicar sus obras y no pueden sin permiso de la SGAE; esto es, previo pago a la SGAE? ¿O aquellos que optan por licencias Creative Commons que la SGAE no acepta por obligar a firmar a casi todos los socios acuerdos de exclusividad? Tal vez la SGAE deba ser educada para respetar la decisión de los autores y para gestionar, en todo caso, aquello que los autores quieran y como ellos quieran.

“Con este decálogo, ha afirmado Bautista, “la SGAE entra a sus 111 años de vida en una nueva fase decisiva para el futuro del ecosistema cultural en España”.”

¿Ecosistema cultural? No hablamos únicamente de cultura. Cuando algunos dicen cultura principalmente están pensando “entretenimiento” e “intermediarios”. La cultura, me temo, es una víctima colateral de una guerra en la que no se hacen prisioneros.

Esperemos que la SGAE realmente cambie, así que estaremos atentos. Mientras tanto creemos que un buen gesto sería retirar su apoyo a la ley Biden-Sinde y pedir perdón a los millones de ciudadanos a los que llaman criminales por el simple hecho de realizar copias privadas.

Safe Creative #1101178274619

Lavado de cara de la SGAE

Internautas y terrorismo

“Hay que luchar por la propiedad intelectual y no dar ninguna tregua a los internautas, porque es como pactar con los terroristas” Manuel Gutierrez Aragón

Primero quiero aclarar que nunca he copiado y/o compartido película alguna de este señor.

También quiero declarar que soy ciudadano internauta.

Honestamente, me cuesta creer que alguien diga algo así, pero si bien pongo en duda dichas declaraciones, me consta que hay quien lo piensa en una especie de delirio frenético consecuencia del miedo y el desprecio más absoluto hacia la ciudadanía.

Voy a comentar un par de cosas únicamente:

– Internautas en efecto hay muchos y creo que calificarnos a todos como terroristas es cuando menos desproporcionado. Pero estoy dispuesto a hablar con este señor, presentarme ante él con internauta y que me llame terrorista. Con sumo gusto le demandaré. Ocurre que con frecuencia es fácil acusar a la “generalidad” evitando personalizar y así esquivar una justa demanda, lo cual sitúa el honor del que lo comenta más o menos en el correcto plano que le corresponde. Por cierto que Alex de la Iglesia, Alejandro Sanz o Arcadi Espada se consideran a si mismos internautas ¿Son como terroristas por ello? ¿No querrá más bien considerar terroristas a los ciudadanos que simplemente se permite la osadía de discrepar de su, recordemos, mera opinión? Se deben rebatir las ideas, me parece bien y justo siempre que sea con argumentos, pero respetemos a las personas. Algunos tienen miedo atroz a la libertad de expresión, que por cierto, es la que está en riesgo con leyes como la Biden-Sinde.

– El terrorismo, lo sé de muy buena tinta, es un tema que tiene difícil trivialización. Personalmente que me llamen terrorista por apoyar a Wikileaks o a la Constitución Española por criticar la ley Biden-Sinde que quita a los jueces del fondo del asunto ante simples sospechas de presuntas infracciones de copyright, sólo merece mi más profunda repudia. Es una muestra de totalitarismo, de descalificación ad-honorem, de falacia ante la imposibilidad de rebatir nuestros, por otro lado sólidos, argumentos. Que me comparen con etarras, o talibanes me produce una inmensa repugnancia y sólo me habla de la catadura moral de quien lo hace. Ahora se ha puesto de moda ya que los EEUU han popularizado el concepto, que todo aquel que esté en mi contra, que ponga de relieve mis atrocidades, etc, ha de ser incluido en la lista de terroristas.

Pero a gentes como este Manuel les quiero decir una cosa simple: si tan seguros están, si tan convencidos están de lo que dicen, que me comparen con un terrorista, que secuestra y mata a industriales o mata niños, a la cara. Veremos de qué pasta están hechos en realidad.

Safe Creative #1101148258137

Internautas y terrorismo

La respuesta del miedo

La Cena del Miedo es un interesante relato por Amador Fernández-Savater en el que nos cuenta su experiencia tras una cena a la que fue invitado por el Ministerio de Cultura junto a varias personas del sector de la industria del entretenimiento. Recomiendo encarecidamente leer dicho artículo.

La percepción general que tuvo fue que simplemente se respiraba miedo y que miedo al más puro estilo Patriot Act de USA es lo que quieren para los usuarios. Los que legislan demuestran pues un desconocimiento y desprecio profundo por la realidad de Internet y sus usuarios. Repiten como mantras sus propios memes del “todo gratis” que personalmente no comprendo.

Ven amenazas y peligros dónde una mente despierta e innovadora ver posibilidades y desafíos llenos de oportunidad.

No es extraño pues que traten de crear petachos como la Ley Biden-Sinde y que en el futuro tengamos más de lo mismo, alejándose el poder político más y más y tal vez de forma irreversible de una sociedad que está lentamente despertando de su letargo.

Al menos hay que reconocer que hay quien al menos piensa un poco sobre el tema, aunque las ausencias de crítica al motivo real de porqué la ley Biden-Sinde debe ser rechazada, sea obviada.

Safe Creative #1101128245140

La respuesta del miedo