Porqué la gente quiere registrar sus contenidos parte 1

A raíz de un correo que he recibido en Safe Creative planteando varias cuestiones sobre los motivos o la utilidad para registrar contenidos, apunto aquí algunos de los párrafos de mi respuesta por si son de utilidad para alguien:

La primera cuestión va sobre la utilidad de registrar si simplemente poniendo junto al contenido o en la web que algo tiene “todos los derechos reservados” es suficiente:

Mmmm, vamos por partes. De hecho el registro no es obligatorio. Es totalmente opcional. Desde hace muchos años ya no hace falta registrar. Una persona por el hecho de crear algo original ya tiene todos los derechos de monopolio que la ley otorga. Insisto, por el mero hecho de crear una obra. No hace falta ni poner en sitio sello o texto alguno con la mención del copyright. No al menos en las jurisdicciones que nos atañen. Así pues, aunque no pongas nada y publiques, tienes todos los derechos sobre esa obra y te asisten todas las leyes y tratados internacionales sobre el tema.

Entonces tu pregunta tiene más fuerza si cabe ¿para qué registrar? Bueno, que no sea obligatorio no hace que no sea en cierta medida necesario o cuando menos interesante y es debido, en gran parte, a precisamente la enorme proliferación de obras en Internet y los riesgos asociados que citas más abajo.

Porque si bien el registro no es obligatorio, sí que es conveniente por varios motivos:

Lo primero es que se crea una prueba de autoría y se sienta la presunción de autoría (que no autoría confirmada). Es decir, si el autor registra y alguien viene después diciendo que es el autor, se presupone que el primero está en lo cierto y es el segundo el que tiene que demostrar que no es así. Ahora imagina que estamos a la inversa. El plagiador registra y el autor real se da cuenta, pues es el autor quien tendrá que demostrar que él es el autor y el otro es un plagiador. La carga de la prueba la lleva quien no ha registrado.

Lo segundo es el efecto obra huérfana contra lo que luchamos activamente los defensores de la cultura y el conocimiento. El registro normalizado y estandarizado, hacia donde apuntamos, busca crear una enorme base de datos, cosa que recomienda la Comisión Europea, con los contenidos en relación a los autores. En este sentido un registro es un sitio al que acudir para verificar la conexión entre obra y creador. De no existir, este vínculo se debilita con el tiempo hasta ser imposible relacionar obra con autoría. Eso crea las obras huérfanas como los miles de millones que existen ya. Este problema con Internet se agrava a límites que si no se pone coto ahora, será difícil, por no decir imposible, de solucionar en el futuro. Así pues, informar de la autoría no es cuestión baladí o poco importante. Saber quién ha hecho qué es esencial, y no podemos esperar que sean los usuarios los que se esfuercen por establecer el vínculo, deben ser las instituciones, pero sobre todo los autores, quienes hagan el esfuerzo de registrar si quieren preservar su obra y existencia en Internet. La vinculación entre obra y autor es muy importante porque permite que el usuario de la obra pueda interactuar con el autor a través de la obra que admira y viceversa.

Lo tercero no tiene que ver con la limitación de copia, sino la preservación del derecho del dominio público a la copia. No todos los creadores optan por “todos los derechos reservados”, pues los hay que optan permitir por defecto algunos usos de sus obras en lo que comúnmente se llama “licencias libres” como Creative Commons por poner un ejemplo. Y lo comento porque de hecho es mi propia motivación principal para registrar y cómo me involucré en este proyecto. Tan malo es que una obra que tiene “todos los derechos reservados” aparezca incorrectamente catalogada como con “creative commons” como lo contrario. Cuando yo registro en Safe Creative mis obras con licencias Creative Commons (CC by-sa principalmente) es precisamente para que exista un sitio que certifique esas obras forman parte activa del “dominio público”, siempre hablando en la acepción más amplia del término. Es decir, lo que creo libre, quiero que siga siendo libre y que la gente lo pueda verificar y saber simplemente poniendo el enlace del registro, consultado la BB.DD., etc. El registro siempre permitirá verificar la licencia abierta ante una aparición de una obra mía derivada o literal con una licencia distinta incompatible. Por cierto que para lo opuesto también vale: si alguien crea obras y las publica con todos los derechos reservados y alguien la pone con CC, podrá igualmente combatirlo.

La segunda cuestión va sobre la constatación o percepción de que Internet es un lugar de ilegalidades y trapicheo de contenidos:

No creo que la definición correcta sea esa, ni el problema. De hecho gran parte de los problemas vienen precisamente por no existir sistemas transparentes y amigables que permitan a las personas conocer la autoría y los mecanismos para acreditar las obras e interactuar de forma sencilla. Como todo, y como parte de la realidad cotidiana, Internet sólo potencia digitalmente las virtudes y defectos del mundo analógico. Nada más. Más que “ilegalidades” muchas veces nos vemos ante equivocaciones, errores u omisiones conscientes e inconscientes.

(ver parte 2ª)

Porqué la gente quiere registrar sus contenidos parte 1

Mi flujo de trabajo fotográfico

cientosfotosEl flujo de trabajo o “workflow” para temas de fotografía puede o ser muy simple o muy complejo. A veces lo simple es curiosamente más lento, y un flujo complejo puede tener la ventaja de dejar bien claros los pasos, y todo bien ordenado. No sabría decir cómo es el mío, pero os quiero explicar esquemáticamente lo que hago al a hora de trabajar con fotografías.

1.- Hacer fotografías: es evidente claro, pero sólo precisar que todas las imágenes que tomo siempre lo hago a la máxima calidad y con la DSRL, una Nikon D300 en formato RAW de Nikon; NEF. No suelo tomar RAW-jpg por cuestión de espacio.

2.- Descarga de fotografía en dos discos duros separados y externos: no guardo nada en local a nivel de almacenamiento. Tengo doble copia de seguridad de todas mis imágenes ordenadas por año, mes y carpeta de descarga en sendos discos Western Digital. Cada carpeta de descarga comienza por una letra, un guión bajo y una serie de palabras identificativas. Un ejemplo de carpetas desde el año, mes y nombre concreta de una sería: 2010/01/a_reyes_muelle. Los discos duros externos los guardo en localizaciones separadas a distintas alturas aunque en el mismo edificio. Planeo tener una tercera copia fuera del edificio en un futuro próximo.

3.- Selección de fotos en carpeta local equipo: mediante un visualizador rápido de fotos copio de uno de los discos duros externos la imágenes que voy a editar para su posterior publicación. Así tengo una carpeta local con esas imágenes y no destruyo las que están guardadas en los discos duros.

4.- Importación de imágenes en programa de edición: uso Aperture para Mac porque permite editar rápidamente muchas imágenes de forma muy intuitiva. Además permite copiar las imágenes de la carpeta en otra carpeta local. Es un editor no destructivo, es decir, no altera el fichero RAW, sino que muestra los ajustes y luego permite exportar el resultado final a varios formatos.

5.- Retoque de fotos: no suelo hacer mucho retoque. No me gusta demasiado, pero a veces sí que hay que tocar algo de niveles, pasar a blanco y negro, algún filtro y cosas así. La mayor parte de las veces creo una única versión de cada imagen, pero a veces hago varias pruebas y genero dos o más versiones, unas en blanco y negro, otras con efectos especiales, recortes, etc.

editing

6.- Exportación de imágenes a carpeta previa de registro: exporto las imágenes a una carpeta desde la cual se registrarán automáticas en Safe Creative. Así asigno la licencia de esas fotos desde un punto central para garantizar que siempre se pueda reconocer e identificar mi autoría y permisos dados obteniendo de paso una copia de seguridad de las fotografías que publico en Internet.

exporting versions2

7.- Registro de imágenes en Safe Creative: Para el registro de derechos de autor suelo usar el programa ART del que ya he hablado, aunque a veces subo directamente por web. Cuando registro suelo seleccionar el perfil de registro de fotografías con licencia Creative Commons CC by-sa 3.0 unported. Permito así el uso incluso comercial de la obra siempre que se cite mi autoría y las obras derivadas, de haberlas, se licencien de forma equivalente.

registrandotodo

8.- Subida de imágenes a servicios de publicación: Una vez registradas todas las fotos, las paso otra carpeta y las subo a sitios como zooomr.com (que no tiene límites a la hora de subir  y carece de políticas de imposición de autocensura), y flickr. Principalmente subo a los dos. Flickr es mejor, pero el nivel de autocensura impuesto es sencillamente desconcertante y la incertidumbre es lo peor que existe en Internet. Zooomr no es tan usable ni popular, pero no tiene límites a la hora de subir y publicar y no obliga a censurar. En cada foto pongo el enlace a la página de información de registro en Safe Creative.

9.- Finalización de proyecto: una vez he editado todas las fotos suelo borrar los proyectos de Aperture y vaciar las carpetas de las fotos que ya están online, aunque no siempre. Todavía suelo guardar todas las fotos editadas y subidas en otras carpetas para una nueva copia de seguridad pero en local, por no depender de la Nube, aunque tenga copias en tres sitios como Flickr, Safe Creative y Zooomr.

Ocasionalmente puede que alguna foto requiera de un retoque más importante con otras herramientas como Photoshop, pero eso entraría de alguna manera en el punto 5, así que no lo cito a parte.

¿Cual es vuestro flujo de trabajo? Podéis comentarlo si queréis.

Safe Creative #1003255834689

Mi flujo de trabajo fotográfico

Manuales para el registro de obras en SafeCreative

SafeCreativeEn este enlace podéis acceder al manual para registrar obra a obra, útil si se quiere detallar bien la descripción y conocer el funcionamiento y significado de cada campo.

En este otro enlace podéis acceder al manual para usar la herramienta en fase de pruebas de registro masivo. Muy interesante para registrar muchas obras. Eso sí, interesa que cada nombre de fichero sea el título. Yo lo uso para fotografías.

Si véis problemas o lo que sea, avisadnos 🙂

Muchas gracias

Manuales para el registro de obras en SafeCreative