Impresionante error de la BBC que abraza el DRM con iPlayer de Microsoft

La BBC era de las pocas compañías que desde un principio habían apostado por la distribución gratuita de sus contenidos en Internet. Sin embargo su última asociación con Microsoft para ofrecer sus contenidos con DRM suponen un seguro fracaso que sin duda acabarán pagando y muy caro.

No hay que perder de vista que en inglés libre y gratis se dice con la misma palabra “free” y los contenidos de la BBC con su iPlayer (muy poco afortunado nombre) lo que hace es capturar y encarcelar, no sólo los contenidos, sino a los usuarios a los que, por otra parte, se les obliga a usar sistemas operativos Windows en plena época de franca expansión de sistemas operativos libres como gnu/Linux y otros.

Contra todo sentido común, y suponemos que con mucho dinero por delante, unas prometedoras iniciativas van camino del fracaso más espectacular.

El DRM es una tecnología sobre la que hemos hablado mucho en este medio y hemos analizado los motivos por los cuales cualquier negocio basado en él está inevitablemente condenado al fracaso.

El motivo por el cual iPlayer y con él la BBC Online fracasará se basa en estos puntos:

1.- Las campañas contra el DRM se van a ir endureciendo llegando cada vez a más y más gente.

2.- Con el tiempo se legislará contra el DRM, haciendo su uso ilegal, al ser una tecnología que vulnera el derecho humano al acceso a la cultura.

3.- Mucho más cerca cada vez existen más y más contenidos libres de DRM y a la hora de elegir, la gente elije aquello que está libre de restricciones ficticias con el único objetivo de recabar información frudulentamente espiando nuestras costumbres y datos y emular la escasez de los modelos de negocio basados en lo analógico. Ya no existe escasez de contenidos, sino de atención por parte de los usuarios.
4.- GNU/Linux poco a poco va ganando cuota de mercado y los internautas más activos e influyentes van optando por soluciones cada vez más libres, no menos libres.

5.- El uso de tecnologías DRM provoca vulnerabilidades en nuestros sistemas muy difíciles de detectar y aún más de eliminar que pueden dejar a nuestros equipos abiertos a usos maliciosos y como poco envía información que desconocemos a terceras empresas sin control algúno sobre lo que harán con dicha información.

iPlayer fracasará sin duda, y con él todos los modelos que intentan crear una situación de escasez en un medio, el digital, en el que no existe. Este principio básico que todos pueden entender sin ser abogados, es el principio que todo modelo de negocio en Internet ha de tener en cuenta si quiere tener éxito a corto, medio y largo plazo.

Los usuarios no son los enemigos, son aquellos a los que hay que cortejar y dar facilidades, no al contrario. Son los usuarios los que dan la vida a los negocios y poner trabas no hace otra cosa que ahuyentarlos hacia otras plataformas realmente universales.

Ya existen alternativas que proporcionan contenidos de calidad a varias plataformas, y a la carta, y sin restricciones ficticias en absoluto. Si a todo esto unimos que la gente cada día está más formada en nuevas tecnologías, no auguro mucho futuro a estos modelos de negocio probadamente obsoletos antes siquiera de comenzar a funcionar.

Mal movimiento para BBC Online.

Impresionante error de la BBC que abraza el DRM con iPlayer de Microsoft