El honor de la SGaE

“Ladran Sancho, luego lo que pisamos son perros” El Quijote. Cervantes.

Cuánta razón tiene esa frase del Quijote que siempre me viene a la mente, no sé porqué, cada vez que leo o escucho que la SGaE ha decidido demandar a alguien por mancillar su honor. Ahora le ha tocado a Julio Alonso de Merodeando.com por escribir hace tres años ¡tres! informando, como muchísimos hicimos en aquel tiempo, sobre la iniciativa de GoogleBombing SGAE=Ladrones.

Como bien apunta Julio, su post no era en absoluto ofensivo e incluso se mostró receptivo a cambiar algunos aspectos del artículo en conversación con SGaE… pero la intención de la SGaE era desde un principio bien distinta. Querían demandarle y así lo han hecho ¿porqué?

Bueno, primero porque pueden, tienen mucho dinero, dinero que nos han cogido a todos de una manera directa o indirecta, vía las fotos que hacemos, la música que escuchamos, o las pruebas médicas que los hospitales realizan y graban en dvds…

Segundo y principal motivo: Porque querían una cabeza de turco. Y han medido muy bien a quién atacar, a un blogger importante cuyo artículo al buscar ladrones en Google salía como primer resultado. Sin embargo no van a por otros medios más masivos, como El Jueves, CQC (ver video a continuación), etc que se han cebado con mayor impacto en la incalificable Sociedad de Editores. Esto, opino yo, es por pura cobardía. No tienen lo que hay que tener y prefieren ir a por alguien al que creen más vulnerable, alguien a quien creen que puede apabullar sin más y sentar como precedente para regularizar sus pretensiones de censura de todos los contenidos en Internet.

El honor de la SGaE es tan inmenso como la valentía que demuestran a la hora de meterse con gente de “otro tamaño”. No tamaño moral, claro, hablamos de recursos económicos e impacto mediático.

Pero hemos de reconsiderar algo ¿es posible mancillar el honor de la SGaE? ¿La misma SGaE que llama pendejos a los internautas, que lleva a un negocio y una familia honrada a la ruina, que cobra dinero por cada DVD que se graba en un hospital, que llama piratas a los que ejercemos la copia privada que por otro lado defienden cuando les viene en gana? ¿Pero qué honor existe en la SGaE? ¿Merece acaso algun respeto una entidad que arremete contra Internet en cuatro de cada tres palabras que pronuncia? ¿Una entidad sin “ánimo de lucro” que no hace otra cosa que comprar y construir palacios? Sinceramente que lo dudo. El respeto señore se gana, el honor se demuestra y la SGaE ni se gana nuestro respeto ni demuestra su honorabilidad. Más bien al contrario.
Por desgracia la SGaE ha hecho muchas donaciones a jueces como para esperar que Julio salga indemne si va a juicio. La SGaE, rabiosa por la cada vez mayor aversión social que inspira, arremente contra todo aquel que discrepa de su iluminada y dogmática visión de la era digital.

Al final la SGaE se va quedando más sola en su entorno endogámico de políticos aficionados a los desayunos gratuitos… y cada vez más lejos de la sociedad y los autores a los que dice (que no hace) proteger.

Para acabar unos cuantos videos que siempre viene bien recordar:

Este lo presentamos en su debut en Internet hace ya muchos años:

Y este otro lo rodamos el equipo de Ningunterra.com hace ya un buen tiempo y despareció misteriosamente durante muchos días de Youtube hasta que lo pude volver a subir. Había como cinco o seis personas que lo habían subido antes que yo y desaparieron todas las copias misteriosamente. ¡Y lleva licencia Creative Commons! Así que no se infringían mis derechos de autor 😛

Bueno, para acabar todo nuestro apoyo va para Julio, Ana, y todos aquellos que sufren el acoso de la entidad de gestión de editores más valiente del universo mundial; SGaE.

Más imágenes de Mermadón aquí.

El honor de la SGaE

¿Hemos ganado la pelea de las descargas digitales?

Mi amigo Jorge Campanillas a través de Iurismatica pone el dedo en la llaga en un conciso y claro artículo que reproduce parte de una entrevista a El País en las partes que más nos afectan.

La reflexión final no puede ser más acertada ¿hemos ganado realmente la batalla – que no guerra-? ¿No nos dormiremos en los laureles mientras la bestia del copyright radical sigue con su lobby de presión? ¿Se puede ganar una batalla en España cuando hablamos de una guerra que se libra a nivel mundial?

Yo sinceramente creo que estamos muy lejos de haber ganado, y que estas declaraciones son tibias, no vinculantes y más si las vemos en las circunstancias actuales de situación de precampaña con la imagen del gobierno seriamente dañada. Ya sólo le falta al gobierno verselas con la ira de la comunidad internauta, altamente informada gracias a blogs, que en su inmensa mayoría rechazan el despotismo al que nos vemos sometidos por entidades de gestión de editores como la SGaE, los insultos al a inteligencia de la inefable Federación Anti Piratería o las incalificables salidas de tiesto de ACAM, el brazo activista de la SGaE.

El desconocimiento de la realidad de los políticos, asesorados por individuos a sueldo como Pedro Farré, las donaciones a asociaciones de jueces por parte de SGaE que luego ganan contra toda lógica o razón juicios que llevan a honradas familias a la miseria, son pruebas de que algo está profundamente mal y no cabe esperar nada más que lo peor por ahora.

Creo que piensan que ellos han ganado la batalla, pero no es así. La ganaremos los ciudadanos, pero no será ni ahora y gracias a esas declaraciones. La lucha va muchos más allá que todo esa palabrería. Y cada día la gente estiende mejor, gracias a la incansable actividad de tantos internautas, que el peligro está precisamente en los políticos y las entidades que dicen, pero no hacen, proteger a los autores.

Pero tegamos muy en cuenta que en realidad no se trata de “ganar” ni “vencer” ni “machacar” a nadie. Se trata de encontrar un equilibrio, se trata de que la industria del entretenimiento vea Internet, no como una amenaza, sino como lo que en verdad es, una increíble oportunidad de explorar nuevas formas de negocio.

Esta batalla se ganará cuando tanto los gobiernos, a nivel mundial, junto con las entidades de gestión (que tienen que democratizarse antes), impulsen que los ciudadanos compartamos. Tendrán que alentar que la gente use las nuevas tecnologías y estar ahí apoyando, tendrán que escucharnos y descubrir qué queremos. Porque los ciudadanos no creemos realmente en el “todo gratis”, pero sí creemos en lo que ha de ser justo. Y creemos que para que exista justicia la cultura ha de ser accesible para todos. Nosotros estamos dispuestos a hablar, pero nos tendrán que querer escuchar. Basta de enfrentamientos e insultos. No les beneficia en nada.
El que no lo quiera ver, peor lo tendrá después para ponerse al nivel de aquellos que ya lo están viendo así. Tiempo al tiempo.

En conclusión: Estamos muy lejos de haber ganado la batalla de las descargas, ni en España ni en el mundo. Quedan años y seguramente no lo veamos en nuestra vida.  Lo que sí que podemos ganar ahora, aquí y en todo el mundo es la batalla interior que nos atenaza muchas veces: La de saber que no hacemos nada malo por compartir. Saber que lo que hoy criminalizan, mañana será alentado por los mismos que hoy nos atacan debería ser nuestra inspiración para seguir peleando. Somos libres porque nos sabemos libres, no porque una ley nos lo diga. No podemos, no debemos perder la batalla de la convicción de saber que compartir contenidos digitales es positivo para la cultura; para salvar la cultura, para perpetuarla y para aumentarla.

Texto por Mario Pena (cc) by-sa 2007

¿Hemos ganado la pelea de las descargas digitales?

Publicidad sobre el alcohol, aniquilando la libertad de expresión

Tenemos unos gobiernos que sin duda nos merecemos, por eso de votarles una y otra vez.

A partir del 1 de Julio estará prohibido hacer publicidad del alcohol mencionando sus efectos beneficiosos aunque sea cierto.

Una interesante manera de cargarse la libertad de expresión, ese derecho fundamental tal machacado últimamente. Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros ¿verdad?

Pese a que muchos estudios científicos hablan de los beneficios de tomar cantidades moderadas de vino o  cerveza al día, por poner unos ejemplos, no se puede hacer publicidad fomentando estas actividades saludables, que además invitan a consumos moderados. Interesante manera de afrontar un problema cuyas raíces no están tanto en que la gente beba, sino en los motivos que les lleva a beber de manera exagerada, sistemática y mecánica.

Dirán que es cosa de que las marcas publicitarias que ya no pueden hacer publicidad basándose en estos beneficios. Cuidado, el riesgo lo correremos todos, porque los mandamases interpretan sus leyes como les viene en gana, de acabar siendo acusados de algo muy difuso.

He de admitir que esto me parece un auténtico despropósito. En lugar de ser honestos, honrados, sinceros e ir al problema que supone que muchos jóvenes tengan como costumbre emborracharse sistemáticamente todos los fines de semana hasta casi el desvanecimiento, o los motivos por los que la gente conduzca bebida, nos dedicamos a poner parches absurdos y estúpidos que para nada sirven.

De hecho creo que que la gente beba alcohol de manera desmesurada poniendo en riesgo la salud de otros ha de tener un origen y es ahí donde hay que luchar. Habrá que crear alternativas, habrá que educar.

El problema es ese; el educar. Como se demuestra con la lucha contra Internet que nuestros gobernantes presionados por los lobbys han hecho suya, no quieren bajo ningún concepto educar porque eso implicaría que la gente tenga criterio propio. Y la gente que tiene criterio propio no es fácilmente manipulable porque es capaz de pensar por si sola.

En otras palabras, más de lo mismo.

Publicidad sobre el alcohol, aniquilando la libertad de expresión

La justicia y políticos vendidos a la SGaE van a por la ruina de los trabajadores

Traxtore es una tienda honrada, seleccionada como cabeza de turco por la entidad más odiada de Internet, SGaE (Sociedad General de Editores) para demostrarnos a todos lo bien que han hecho los deberes adoctrinando a jueces ignorantes y comprando voluntades políticas en rebajas.

Querían ir a por alguien usando todo lo que una persona decente jamás usaría, pruebas mal documentadas, exigencias, desafíos, burdas maniobras, amenazas.

La SGaE ha arruinado a una familia trabajadora, a otra, ha arruinado un negocio y ha demostrado la calaña tan rastrera y carente de moral que es. Y hemos visto que estamos solos ante esta vileza. Los donativos que han dado a asociaciones de jueces tenían que tener sus consecuencias, sus frecuentes y jactanciosos desayunos con ministros eran para algo.

Para arruinarnos, para amedrentar, para reírse de los internautas a la cara.

Y ahora estamos aterrorizados. Ahora nos retiramos y nos escondemos, ahora nos giramos la cara y haciendo pucheros nos escondemos en los brazos de nuestra madre…

O tal vez no.

O tal vez nos demos cuenta del poder que tenemos, que esta lucha empieza ahora. Que vamos a por ellos y que vamos a hacer cosas que ni imaginan. Han cometido un grave error. La ciudadanía representada por los internautas vamos a responder. Esta vez nos van a escuchar y no les va a gustar nada lo que tenemos que decir.

Y mientras, una cosa le pido a Ana de Traxtore: Pidenos dinero a los internautas. Si te atacan nos atacan a todos, si tienes que pagar, pagamos entre todos. Cuenta con mi donativo y espero que con el de muchos miles más.

Un abrazo, Mario Pena (en formato Vendetta)

Y un mensaje para la SGaE: Vuestro terrorismo cultural tendrá sus consecuencias. Vamos a responderos. No nos dais miedo. Nunca lo habéis hecho. Porque vosotros sois los cobardes que necesitáis comprar a políticos y jueces. Nosotros tenemos la razón y la verdad de nuestra parte. ¿A que duele?

La justicia y políticos vendidos a la SGaE van a por la ruina de los trabajadores

Fotografía copyleft de la semana: No Limits y Kristen

Después de muchas semanas sin agregar nuevas imágenes a esta sección, hoy traigo una imagen que es un regalo en si.

No Limits es un fantástico fotógrafo de Florida con una capacidad especial de capturar la belleza femenina. He seleccionado esta imagen de una serie maravillosa, porque realmente me sorprendió la impresionante belleza calmada y sencilla de Kristen y como homenaje a un fotógrafo que todos deberían conocer.

Os recomiendo que veáis la serie completa de fotografías de esta modelo que transmite una mezcla de serenidad y turbación pocas veces lograda, junto con un inquietante sentimiento de inocencia, así como el resto de las imágenes de No Limits y veréis que no defrauda.

By No Limits (cc) by-nc-sa

Imagen con licencia (cc) by-nc-sa. Más imágenes de No Limits aquí.

Fotografía copyleft de la semana: No Limits y Kristen

Frases memorables. El hombre sensato, el insensato y el mundo

Una frase perfectamente aplicable a la situación que estamos viviendo hoy en día con la llega de Internet y la lenta implantanción de nuevos modelos de negocios basados en la incipiente era digital.

“The reasonable man adapts himself to the world; the unreasonable one ersists in trying to adapt the world to himself. Therefore all progress epends on the unreasonable man.” (George Bernard Shaw)

——-

“El hombre razonable se adapta él mismo al mundo; el hombre no razonable persiste intentando adaptar el mundo a él. Por lo tanto todo progreso depende del hombre no razonable”(George Bernard Shaw)

El mundo va en una dirección nueva y distinta de la que llevaba en la vieja era analógica. Los contenidos que se crean y la forma de compartirlos está en manos de los ciudadanos. La industria, poco razonable, no quiere aceptar que su tiempo ha pasado y se dedica a frenar todo progreso.  Su obsesión será su perdición si no empiezan a escuchar a aquellos que son razonables y piden un giro y una nueva de hacer las cosas.

Realmente el poder está cambiando poco a poco de manos y cuanto más tarden en darse cuenta más difícil lo tendrán luego para competir con aquellos que en vez de quejarse construyen una nueva forma de hacer las cosas.

Frases memorables. El hombre sensato, el insensato y el mundo

Injusticia en forma de siglas, SGaE y los políticos contra la ciudadanía

Testimonio de la  injusticia que existe y campa a sus anchas en favor de los especuladores del entretenimiento: Carta al Director en El Correo Gallego.es

Vivo de mi cocina, y así ha sido durante los últimos años. Un pequeño restaurante de comida casera en Padrón. Una empresaria autónoma, como uno de más de los miles que sustentan este país.

Un día, no distinto de cualquier otro, llega una carta. En ella se exigía el pago de unas cuotas de no sé qué derechos de autor. Una persona entra en mi local y sin mediar palabra arroja un papel sobre el mostrador. La SGAE, aunque ellos nunca se han identificado. Yo ya era un objetivo. Desde entonces vivo permanentemente acosada por esta gente, han entrado en el local, sin mediar jamás una explicación, han tomado fotografías? Mis clientes no vienen aquí a ver la tele, ni a bailar, ni a escuchar música o imitar a nadie. Aquí toman su refresco, su café y su comida reconfortante. Ése es mi negocio.

Un compañero de profesión firmó con la SGAE hace ya unos años, harto de sus amenazas. Ahora ya es Agedi y otras dos entidades más, autorizadas por el Ministerio de Cultura, las que llaman a su puerta reclamándole su propio canon. Ahora me llevan a juicio, como a un delincuente cualquiera.

Ahora, sólo espero que me toque un juez justo. ¿O no saben ustedes que dependiendo del Juzgado o juez que a uno le corresponda la balanza se inclinará a uno u otro lado? Hay jueces que plantean el caso, más allá de cualquier consideración, con una lógica aplastante: probar si la música o la televisión tienen un carácter esencial para el negocio. Yo deseo que me toque uno de éstos, un juez justo. Sí señores, o ¿acaso aún creían que la Ley es igual para todos?

Injusticia en forma de siglas, SGaE y los políticos contra la ciudadanía