La neutralidad de la red y lo que detrás se esconde

Llevo tiempo contando a la gente lo que pienso sobre la neutralidad en la red con referencia a las conexiones inalámbricas, el futuro de Internet y el papel que grandes empresas como Google pueden jugar en todo esto.

Es sabida la oposición de Google a la desaparición de la neutralidad en la red, por motivos obvios; las compañías telefónicas ven una amenaza o mejor dicho, quieren una parte del pastel que recauda Google, Skype y otras con sus servicios tras haber sido incapaces de ofrecer ellas servicios propios competitivos.

Espacio GoogleMailPero Google, Skype, Amazon, Yahoo!, etc no quiere pagar a alguien a quien ya paga bastante en conexiones sólo porque ellos creen que deberían recibir algo del dinero que van a dejar de recibir por cosas como la telefonía IP, publicidad, bajo el pretexto de que cargan mucho sus redes de transmisión de datos. Curioso porque estas compañías telefónicas no dejan de declarar beneficios que luego parece no se emplean en mejorar las capacidades “tan maltrechas” de esas redes…
En fin, no quiero extenderme, porque ya publicar esto corre prisa y ya me van a decir que mi previsión no era tal ¡tengo testigos no obstante! Ya me extenderé más en un próximo artículo, pero ¿cual es el movimiento por el que apostarán grandes como Google, Yahoo! o Microsoft? Bien sencillo, por tener ellos mismos una o varias compañías que telefónicas propias, ya sea comprando o asociándose. Competirán en el mismo mercado que aquellos que quieren acabar con la neutralidad de la Red.

Estas grandes compañías como Google, etc. podrían facilmente crear su propia red de conexión inalámbrica tipo wifi+wimax ubicua, permanente y de alta velocidad haciendo inútiles y obsoletas las conexiones fijas actuales de las compañías que afanosamente buscan parte del pastel de las primeras.

Además estas conexiones podrían ser a muy bajo costo e incluso gratuitas a cambio de publicidad. Muchos dirán que esto es ya un auténtico monopolio y se tendrán que enfrentar a gobiernos, lobbys competidores, etc. Sí. Todo es cuestión de dinero y capacidad de innovar. Todo es cuestión de ejercer lobby como ya están haciendo. Todo es cuestión de tiempo y negocio potencial, pero es muy posible que la jugada de las telefónicas para quedarse con parte del pastel de los innovadores les salga muy pero que muy mal y acaben por perderlo todo.

Una nueva batalla se acerca y es momento de tomar posiciones y esperar que todo esto acabe beneficiando a quien debe, a los consumidores y los innovadores.

El futuro es “mobile Internet”, Internet móvil. No lo duden y Google sabe hacer los deberes mejor que muchos.

La neutralidad de la red y lo que detrás se esconde

El fin de los teléfonos móviles se acerca

He tenido un debate hace muy poco sobre la vigencia y funcionalidades de los móviles. Por un lado me aseguran que ahora los móviles están cargados de importantes y nuevas funciones que los convierten en artículos muy útiles. Yo afirmaba, por lo contrario, que la mayor parte de las cosas que “traen” no sirven en la práctica para nada y que los móviles, tal y como los entendemos, tienen el tiempo contado. Afirmo que los móviles van a desaparecer como tales y serán sustituidos por unas máquinas muy distintas a las actuales. Algunas de esas máquinas ya se empiezan o se van a empezar a comercializar. En cualquier caso, para que el móvil desparezca de poco servirán las máquinas que se hagan si no se acompaña de una política tecnológica de conexiones inalámbricas coherentes con los tiempos que vivimos.

Mi móvilTeléfonos con capacidad para reproducir archivos tipo ogg, mp3, mp4, navegadores incorporados, cámara fotográfica digital y de video incorporada, calendarios, conexión 3G a Internet. Mucho de lo que tienen los móviles es de escasa o nula utilidad práctica. Para lo que se emplean los móviles es para lo que se diseñaron en un principio, esto es, llamadas telefónicas y envío de SMS (la transferencia de datos más cara de la historia de la transmisión de datos). En realidad es muy poco lo que ha cambiado desde que los primeros móviles “sociales” empezaran a ser populares entre la clase media.

Cuando me dicen que la capacidad de reproducción de mp3 es algo innovador o novedoso, no puedo menos que sonreír. Primero existieron los walkmans y después de esto los móviles siguen sin haber podido sustituir hasta la fecha los reproductores mp3 estándar, como el iPod de Apple. La autonomía de los móviles no los hacen candidatos ni deseables para la reproducción portátil de música y los usuarios se decantan por el empleo de “emepetreses” independientes.

Sobre la fotografía más o menos los mismo. Por ahora la calidad de las imágenes de los móviles deja mucho que desear con cámaras que oscilan entre las de calidad estándar VGA a los 1,3MP pasando algunos móviles ya a los 2 incluso más mega pixels. Pero la utilidad real no deja de ser anecdótica, como sistema para recordarnos algo, fotografiar la lista de la compra, una foto de emergencia para recordar tal cachivache que hemos visto en una tienda y que nos gustaría comprar por Internet.

En realidad la utilidad real o la “muerte” del móvil tal y como como conocemos no vendrá de la mano del dispositivo que elijamos para comunicarnos, sino más bien de la conexión de banda ancha que podamos obtener y las prestaciones de ésta. Así pues, en no demasiado tiempo las cosas cambiarán y mucho.

¿Y cómo cambiarán? Cambiarán cuando exista conexión permanente de banda ancha a Internet a bajo precio, e incluso gratuita. No en vano ya Google está haciendo sus primeros movimientos en este sentido al ofrecer servicios de búsqueda en el portal web de Sprint Nextel Corp para su servicio de Wimax.

Sin duda que una conexión permanente, ubicua, de alta velocidad mediante un dispositivo móvil wifi+wimax hará no sólo que el móvil muera como tal y podamos decir ¡el móvil ha muerto, viva el móvil! Sino que se creará un nuevo dispositivo que podrá ser un móvil o una especie de tarjeta llave a la conexión que se podrá incluir en cualquier dispositivo digital (al más puro estilo de tarjeta de memoria MicroSD), que abrirá una nueva era en lo que a Internet se refiere. Ahí está la oportunidad, la auténtica revolución y fase dos del desarrollo de Internet. Con ello llegarán también  nuevos modelos de  negocio y otros inevitablemente caerán.

La tecnología ya existe, ya existe el wimax (frenado por las telefónicas), ya existe el wifi, ya existen dispositivos móviles con una o ambas posibilidades… ahora ya sólo es cuestión de tiempo y de que se puedan ofrecer servicios interesantes que potencien su uso.

El fin de los teléfonos móviles se acerca