Instalanos el Photoshop. Vale, el Photoshop os costará como unos mil euros

El otro día me hacen la petición del millón. Diré el pecado, más no el pecador. Me piden que en un ordenador recién formateado y reinstalado de Windows que les ponga el Photoshop. Ok, digo yo. “Os pongo el photoshop, pero que sepáis que aunque os lo instale gratis, la licencia os costará unos mil euros”. Me miran con cara de perplejidad y me dicen “No, hombre no, instalame una copia gratis, jeje”.

Ni jeje, ni gaitas. El Photoshop cuesta unos 1.000 machacantes (de hecho la oferta que les encontré asecencia a 1.061 euros).

Bueno, pues como que no se creían que fuera en serio y me decían que nada, que les pusiera alguno pirata que tuviera por ahí. Les tuve que explicar que yo no tengo ni uso software pirata, que si no puedo pagarlo, pues no lo uso, que para eso tengo gnu/Linux y un sinfín de aplicaciones gratuitas que me sirven, por no hablar de la cantidad de software libre que existe. Hay mucho software para edición fotográfico o a buen precio o directamente gratis como Bibble Pro, Gimp, Krita, Irfanview, etc….

Que no, que tiene que ser el Photoshop que es el que controlamos y tal. Vale, son 1.061 euros para comprar la licencia. Que no, que no te pases, que no tengo tanta pasta, etc. Vale, pues si no tienes pasta no es mi problema. Usa software más económico y tal cual, no uses el Photoshop que está pensado para profesionales.

La discusión siguió así por un rato y en todo momento me quedó la sensación de que no me tomaban en serio y escuché cosas como:

“¡Pero qué caro, luego se quejan de la piratería!”

“Vamos, no te pases, instalalo que no te cuesta nada”

De una manera u otra me pareció percibir que me echaban la culpa de que no quisiera realizar un acto, como poco, ilícito como es el piratear software aún sin ánimo de lucro. No supe hacerles ver lo importante que es remunerar al creador por su trabajo, a los programadores de Adobe, ni se inclinaron por el soft libre que pueden tener a muy buen precio y que les ofrecí incluso con formación gratuita. Encontrarán el Photoshop en algún lado, no importa cómo o cuándo, lo usarán sin probablemente pagar los 1.061 euros que cuesta.

Y así es como funcionan las cosas, incluido Windows. En realidad todo es gratis mientras no se demuestre lo contrario. Y si intentas hacer lo correcto, o lo que dictan las leyes, el malo eres tú, no las empresas o las leyes que marcan esos precios para cualquier usuario. Como hasta ahora se ha podido copiar sin problema, pues todos lo copian, pero ¿qué pasaría si no se pudieran copiar los Photoshops o Windows del mundo? ¿Y si realmente tuvieramos que pasar por caja y abonar 1.061 de aquí, 150 de allá, 400 del otro lado?

Os animo a todos a hacer como ya a ver qué pasa. No instaléis sin licencia y a ver cual es la reacción de los que os lo piden.

Y una última reflexión: ¿Cuántos fotógrafos de flickr muy respetuosos con la propiedad intelectual de las obras suyas y las de los demás usan Photoshop sin haberlo comprado?

(Nota : La imagen de la caja de Photoshop es (c) de Adobe)

Instalanos el Photoshop. Vale, el Photoshop os costará como unos mil euros