El P2P es equivalente de pedofilia, al menos para algunos

Existe la creencia de que mintiendo y mintiendo lograrán imponer en el colectivo de internautas el miedo y el terror. Aterrorizar a la gente tiene un nombre que por prudencia voy a evitar mencionar en este blog.

Lo último del Director de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil me lo comenta mi amigo David Bravo. Según ese individuo tras lo de “compartir cultura” hay mucha pedofilia.

En realidad sobran los comentarios que pueda yo hacer aquí, pues casi todo está dicho en Meneame y con mucho acierto, he de añadir.

Lo que quiero es reflexionar sobre lo que viví hace unos años, bastantes ya, cuando junto con unos amigos presentamos en las jornadas de Rol de Barcelona un juego de Rol ambientando en un mundo que describí en mi primer libro, Ningunterra (de próxima publicación digital, espero). Por aquel entonces acontecieron los luctuosos acontecimientos de unos tipos que se dedicaron a asesinar a personas bajo la pobre escusa de que forma parte de un juego de rol que jugaban.

No sé si recordarán, pero se podrán imaginar cómo se cebaron los medios tradicionales con los roleros. Esa gente que se reunía en torno a una mesa a interpretar personajes con cierto albedrío con respecto a las pautas marcadas por un director de juego o master de rol.

En concreto fue Antena3 la que más duramente arremetió contra un colectivo que ninguna culpa tenía del desequilibrio o furia asesina de aquellos criminales. Unos individuos que hubieran asesinado ya fueran jugadores de rol o aficionados al fútbol. Pero el rol era la víctima perfecta, una panda de “frikis” que tenían la osadía de dejar de ver la tele para jugar a juegos que alentaban cosas tan descabelladas como el juego en equipo, la colaboración aportando cada uno sus mejores cualidades, etc en lugar de lo que alientan otros medios como es pisar al de al lado a toda costa para vencer, ganar y tener éxito por encima de sus semejantes.

De nada sirvió todo lo que explicamos en aquel entonces. Eramos bichos raros potencialmente peligrosos por no hacer lo que la mayoría de la sociedad hacía, esto es, ir al fútbol y ver la tele.

Al final teníamos que decir en voz baja “sí, yo juego a rol, pero no mato a nadie“. Esa coletilla absurda a la que ingenuamente jugamos nos llevó a muchos a ir dejando en mayor o medida el rol. Nuestro juego fue una víctima circunstancial de estos horripilantes hechos (los asesinatos y la campaña difamatoria de algunos medios informativos).

En esos meses hubo también casos de aficionados al fútbol asesinados por otros aficionados al fútbol. Pero las comparaciones son odiosas. Nadie consideró a todos los aficionados al fútbol como posibles asesinos. Ni yo tampoco claro. Pero es curioso el doble rasero moral de ciertos medios.

Parece que ahora el enemigo a batir son los internautas, pero lo que deberían recordar es que ahora tenemos Internet para defendernos. Ahora los que una vez fuimos derrotados por la mentira y el terror de algunos con el caso del rol no vamos a aceptar una nueva derrota. No vamos a aceptar esta manipulación. Ahora somos quienes conocemos el medio que será más importante para informar en el futuro y no vamos a dejarles vencer. Descubriremos los oscuros intereses que se esconden bajo el hecho de que aparezcan contenidos de pedofilia en las redes. Será muy intersante descubrir lo que hay realmente detrás.

Pero no, soy Internauta, uso programas basados en P2P como Skype y no tengo que agregar coletilla alguna. No cometo delitos. Los que los cometan lo harán independientemente de que exista o no la red de redes.

Mario Pena (cc) by-sa 2007

– Actualización: 16:25 horas

Fantástica tira de GeekinLove by Ramón Redondo:

 Licencia de la tira Copyright (cc) Creative Commons by-sa-n de Ramón Redondo

—–

El P2P es equivalente de pedofilia, al menos para algunos