Las entidades de gestión de derechos de autores como cortinas de humo de lobbys

La función real de las entidades de gestión de derechos de autores y sobre todo editores, no es otra que la de cortina de humo. Si comprendemos que las entidades de gestión están amparadas por las leyes, es el legislador pues quien consiente los abusos de éstas. Gracias a la adaptación de las leyes al gusto y necesidades de industrias basadas en modelos de negocio de los siglos XIX y XX, con la escusa de proteger supuestos derechos de algunos pocos autores, se consigue perpetuar un sistema de monopolio y secuestro de los escasos contenidos culturales existentes.

Entre medio se logra mantener un modelo de negocio basado en la creación industrial de productos de baja calidad cultural. El objetivo de estos contenidos no es otro que entretener y mantener a la gente lejos de cualquier tentación de análisis crítico de la realidad.

¿Porqué interesa tener los contenidos culturales lejos del alcance de los ciudadanos? No hay más que pensar a quién beneficia más tener ciudadanos sin criterio propio que se limitan a votar periodicamente a la misma clase política que luego les insulta y veja.

Los beneficiados son los dueños del mundo, los que manejan los distintos lobbys que llevan a unos u otros partidos políticos al poder sin importar el aparente color programático de éstos.

Creando la falsa sensación de que los ciudadanos tienen algún poder de decisión mediante elecciones democráticas, crean la ilusión de que tenemos libertad, que podemos hacer algo mediante nuestro voto. Sin embargo lo que hacemos es votar a uno u otra alternativa que sirven a la postre al mismo amo. Al mismo tiempo fomentan la idea de culpa, pues somos nosotros los que elegimos a nuestros propios verdugos y sabido es que a los humanos nos cuesta admitir nuestros propios errores.

Al final, como decía Casio a Bruto en Julio César de W. Shakespeare, “la culpa no es de nuestras estrellas, sino de nosotros, al consentir ser inferiores”. Sabemos de la gran mentira de los grandes partidos políticos vendidos a esos lobbys que persiguien un único objetivo, controlar lo que consumimos, pensamos y decimos para que ellos puedan seguir enriqueciéndose a nuestra costa.

Anuncios
Las entidades de gestión de derechos de autores como cortinas de humo de lobbys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s