Internautas sí, pero ciudadanos por encima de todo

Los dos principales partidos no son capaces de ponerse de acuerdo en educación, sanidad, terrorismo, economía… pero sí han estrechado sus manos para favorecer a una industria obsoleta en detrimento de nuestros derechos fundamentales. PP y PSOE quieren censurar internet, sustituyendo al juez y creando un órgano administrativo para que esos grupos de presión tengan una justicia exprés creándose un procedimiento especial para ellos. Por todo ello, sería necesario hacerles ver que internet también vota y que no se nos puede marginar porque somos ciudadanos ante todo. Y la forma de quitarles la venda a ambos sería enviándoles el siguiente mensaje:

“Si su partido apoya, defiende o vota a favor de la Disposición Final 1ª de la Ley de Economía Sostenible perderá un votante. Los derechos fundamentales y el interés general no deben mermarse a favor de los intereses particulares de una industria obsoleta. La justicia es lenta, sí, pero no se debe crear una justicia exprés para una casta de privilegiados y así defender sus derechos económicos por encima de nuestros derechos fundamentales. Ustedes representan al pueblo, no al grupo de presión de turno.”

Contacto con el PSOE (mail del partido: infopsoe@psoe.esinfopsoe [at] psoe [dot] es) –Facebook

Contacto con el PPFacebook

Internautas sí, pero ciudadanos por encima de todo

La crisis de la industria del entretenimiento no existe

Por mucho que lo repitan, incluso los datos oficiales dados por el gobierno llevan la contraria a los lobbys de ciertos intermediarios:

“En pleno proceso de transición hacia la digitalización, la industria de los Contenidos Digitales, registra un crecimiento de sus ingresos, casi un 16% con respecto al año 2007, siendo la partida de la Industria de los Contenidos, la que más crece en el año 2008. El Sector de los Contenidos facturó en 2008 un total de 15.858 millones de euros, de los cuales un 31% procedían de Contenidos Digitales. En 2003 este porcentaje era del 20%, incrementándose en 11 puntos porcentuales. “

Por lo que debemos preguntarnos varias cosas como:

¿Será que una parte de la industria gana menos que otra que empieza a ganar más?

¿Será la obsolescencia y la necesaria reconversión lo que temen?

Pero lo más terrible ¿a qué obedecen realmente las políticas totalitarias francesas, italianas, inglesas, españolas o estadounidenses (por poner sólo unos ejemplos) para cercenar la naturaleza de Internet?

Creo que ante lo que nos encontramos no es otra cosa que una serie de intentos de acabar con la libertad de la Red y por lo tanto de la ciudadanía. Acabar con el foro global de crítica constructiva, informada y disidente. Una forma más de controlar el pensamiento.

La crisis de la industria del entretenimiento no existe