Lo que cuesta el DRM rootkit de Sony BMG

FHace muy poco el presidente de Sony BMG nos daba a todos una lección sobre su superiorioridad moral en la que insultaba públicamente a una jueza sólo por aplicar la ley vigente (esa ley que debería inspirarse en las costumbres del pueblo).

Hoy nos informa Reuters en sus noticias sobre tecnología que Sony BMG ha llegado a un acuerdo con las autoridades de California para indemnizar a los dueños de los ordenadores dañados por su rootkit, su sistema de DRM que subrepticiamente se instala al meter CDs de la casa de Sony y Bertelsmann AG.

El importe del acuerdo que han alcanzado es de 750.000 dólares, cantidad irrisoria si se compara con la facturación de la multinacional. Sony BMG está supuestamente encantada de haber llegado a este acuerdo. No es de extrañar, porque para pagar, los usuarios tendrán que alegar, cosa que no harán muchos y otros serán desestimados. De nuevo la empresa moralmente superior a los demás gana. Pero en realidad está perdiendo una guerra que se cuantifica en dinero
Ocurre que cuando uno empieza a reflexionar sobre el tema se llegan a interesantes conclusiones.
Independientemente de todo lo que ha pasado y seguirá pasando con los intentos condenados al fracaso por imponer el control digital a los ciudadanos mediante el DRM, hay que estimar el costo de la maniobra de la multinacional Sony BMG para no lograr más que enfadar a sus propios clientes.

Por un lado tenemos una empresa que se empeña en considerar que el hecho de compartir en Internet sea algo malo. Yendo un paso más allá decide controlar sin avisar lo que la gente que compra sus CDs hace con ellos. Introduce el concepto de sospecha en una compra por otro lado legítima.

Desarrollan todo un programa de investigación y desarrollo (nada innovativo) que costará a buen seguro millones de dólares y sacan el rootkit. Se hacen millones de discos en los que se mete ese DRM, ese rootkit. Hablamos de muchos millones de discos que por el hecho de llevar esa tecnología costará más hacer (no hay problema, Sony BMG repercutirá los costos entre su clientela). Pero ahora viene lo divertido….

Se descubre el truco, el programa de DRM que se instala en el disco duro sin avisar y lo vuelve vulnerable a los crackers de Internet. El software se descubre enseguida por usuarios y hackers que dan la voz de alarma así como las primeras pistas para eliminarlo.

Salta la alarma en toda Internet y la publicidad negativa sobre Sony BMG inunda las páginas. Además del peligro inherente a cualquier DRM (censura, restricción de derechos de acceso a la cultura) se suma la vulnerabilidad que se crea en los ordenadores. Se ve con certeza que Sony BMG ha actuado ocultando la verdad. Esos que se creen moralmente superiores suelen no ser moralmente superiores.

Lógicamente, tras vender muchos millones de discos se enfrentan a la dura realidad. La gente no quiere DRM, nadie lo quiere, y de hecho ni los gobiernos lo quieren, así que a gastar más millones, retirando discos, volviendo a hacerlos… millones y más millones.

Más millones que tienen que invertir luego en publicidad para intentar que la gente se olvide de su bochornosa actuación y al poco tiempo siguen con su propósito de imponer el DRM por ley de manera obligatoriamente.

Por último, los presidentes nacionales de Sony BMG algunos paises se dedican a insultar a jueces y lo que es más grave, a sus propios clientes lo que provoca que mucha gente se plantee volver a comprar sus artículos.

Al final por la idea de imponer la restricción digital a nuestros derechos cuesta muchos millones de dólares, de los que la indemnización de 750.000 es la menor de las cantidades. Todo ese dinero que no deberían ganar en DRM debería dedicarse a bajar el precio de los CDs y explorar nuevas vías de negocio que sean respetuosas con su propia clientela. Pero no… prefieren decir que hacer un CD cuesta mucho dinero ¿normal que cueste con tanto DRM a sus espaldas no?
Muy mal Sony, muy mal.

Lamentablemente mal.

Imagen bajo licencia (cc) by-nc de Richard Giles. Web del autor.

Imagen bajo licencia (cc) by-nc de Greg Froese. Web del autor.

Lo que cuesta el DRM rootkit de Sony BMG