La amenaza real de la autocensura

Se habla mucho de la censura que se está ejerciendo cada vez más en Internet. Como resultado de la presión de la censura observamos una corriente fuerte en sentido opuesto de varios medios e Internautas que rechazan tales prácticas y demuestran su firmeza escribiendo y publicando aquello que la libertad de expresión les permite sin más límite que su tiempo o ganas. Sin embargo el efecto de la censura es distinto según el nivel de implicación o posibilidades de los ciudadanos.

Uno de los efectos más perniciosos y en el que todos caemos en distintos grados es la autocensura. La autocensura se agudiza tras las campañas mediáticas que siguen a intentos más o menos evidentes de censura por parte de ciertos colectivos de distinta naturaleza y poder.

La autocensura es uno de los efectos del miedo que sentimos ante la posibilidad de sobrepasar algún borroso límite no escrito en realidad, pero siempre persistente en nuestra mente….

Seguir leyendo “La amenaza real de la autocensura”

La amenaza real de la autocensura

La familia cristiana vs. la realidad de la familia

El último reducto que pretenden explotar los fanáticos ultraconservadores católicos es el concepto de familia. Al parecer de nuevo quieren imponer su verdad que es tan ajena a la realidad como el catolicismo ajeno al sentido común.

Lo último ha sido una manifestación para reclamar la familia cristiana como algo a defender y como única verdad absoluta. Sin embargo la manifestación ha tenido escaso éxito reuniendo apenas 100.000 personas según nos indica el Manifestómetro.

Independientemente de las cifras es importante señalar lo absurdo de la postura de estos fanáticos con respecto a la familia. La familia actual no obedece a un único patrón sino más bien a muchos distintos. Por un lado la sociedad avanza y el núcleo familiar ha variado, pero ni siquiera en el pasado ha sido como ellos afirman. Lo que ellos proponen como familia ideal cristiana dista mucho de ser una garantía de éxito para el modelo social. De hecho no existe tal modelo. Una sociedad sana sólo tiene garantía de tener éxito si la propia sociedad es capaz de respetar los distintos modelos familiares que llevan coexistiendo desde hace siglos, cuando no milenios.

La familia católica no existe desde siempre. Ya en el antiguo testamento encontramos lo que los fanáticos hoy calificarían como familias disfuncionales, con patriarcas, varias mujeres y “consortes” incluidas. Pero es que no siempre, y muchas veces por desgracia, las familias no han girado entorno a un hombre y una mujer, sino en muchos sólo por una mujer cuando el hombre iba a la guerra y era asesinado en ella, o entorno al hombre cuando la mujer moría al parir. Luego tenemos familias llevadas por los abuelos, por hermanos, hermanas, familias homosexuales desde mucho tiempo antes de que siquiera existiera la noción del cristianismo, familias compuestas por amigos unidos en la necesidad, y un largo etcétera.

Notese que ningún modelo familiar ofrece garantía de éxito, ni aunque vivan y practiquen el cristianismo. Ejemplos los hay por centenares y todos conocemos familias muy cristianas, muy religiosas que no son ni felices, ni educan bien, ni son sólidos bloques para la construcción y mantenimiento de la sociedad.

Lo importante, como en tantos otros aspectos de la vida no es el continente, la familia, sino el contenido, las personas que la componen, la educación, el respeto y la solidaridad.

Los fanáticos de una religión en declive en España se esfuerzan en gritar que ellos tienen la razón y menosprecian los otros modelos de familia sólo por no ser como ellos quieren que sean las cosas. Luchan contra la realidad y por el camino ni respetan ni fomentan el civismo. No debería extrañarnos, pero lo que sí que hay que hacer es rechazar sus formas radicales y sus fines absurdos.

La familia cristiana vs. la realidad de la familia

La IFPI quiere bloquear el tráfico P2P en Europa

Publicado en Nosoypirata.com

Hace un tiempo escribimos una noticia que mencionaba una frase de John Kennedy, presidente de la IFPI que decía más o menos así:

“Mucha gente alrededor del mundo me dice que hemos manejado nuestros problemas de manera incorrecta pero ninguno me dice qué deberíamos haber hecho” declaró John Kennedy la cabeza de la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica por sus siglas en inglés) durante el encuentro anual de la industria en Cannes, Francia “Es imposible competir con lo gratis”.

Ahora descubrimos nuevas iniciativas de la IFPI, y no podemos menos que comprobar fechas y todo eso (la noticia es del 26 de diciembre), que piden a la UE que imponga a los ciudadanos un filtro P2P. Casi parecería una broma, pero no lo es ni por la fecha, no por el hecho de que la IFPI se ha destacado como firme defensora del anacronismo equivocándose en casi todas sus propuestas como lobby.

Realmente los miembros integrantes de esa asociación deberían plantearse muy seriamente si están en el lugar adecuado, si las cabezas pensantes que están al frente de la IFPI están cualificadas para representarles o si están no sólo tirando el dinero, sino acercándose a un abismo del cual será difícil salir.

Dicen que nadie les ha dicho qué tienen que hacer, eso es sencillamente falso. Lo que pasa es que hacer lo que hay que hacer altera su cómoda forma de vida y actuar. Las cosas han cambiado y los sistemas de P2P aparte de no sólo usarse para sus contenidos deberían formar parte umbilical de sus nuevos sistemas de negocio.

Muchos ya lo están haciendo, hay negocio, pero señores, hay que trabajar con los ciudadanos, no contra ellos.

La IFPI quiere bloquear el tráfico P2P en Europa

Aceptando el juego de la SGaE con la presunción de culpabilidad

Lo tendré que decir por enésima vez. Lo repetiré siempre que sea necesario porque veo que no ha quedado suficientemente claro a través de los años. El problema del canon digital no es que implique una presunción de culpa (¿pero qué culpa?) sino una presunción de un uso que no siempre se da; la copia privada de contenidos sujetos a la protección de la ley de propiedad intelectual de unos “artistas” de unas determinadas entidades de gestión.

Cuando hablamos de boicotear productos porque se nos supone una presunción de “culpabilidad” estamos haciendole el juego a la SGaE. Intencionadamente la Sociedad de Gestión de Editores pretende hacer ver que sólo canon digital legitima la copia privada y que de no existir tal canon digital la copia privada desaparecería haciendo ilegal que podamos descargar contenidos mediante Internet o simplemente duplicar un disco para escuchar en el coche. Sin embargo el canon digital no legaliza la copia privada. La copia privada es legal aunque no exista canon digital.

Si no existiera el canon digital la copia privada seguiría existiendo y esto es compatible con la búsqueda de otras formas de compensación distintas a las de pagar dinero a los “artistas” en cada producto digital que adquiramos. Mezclar mito y verdad es algo que la SGaE hace muy bien y su discurso basado en la tergiversación es el que han aprendido los políticos tras innumerables desayunos a las que son invitados por nuestra querida entidad de gestión de derechos de editores. ¿Os parece raro que luego algunos políticos no conozcan el precio de un café?

Recordemos que la Sociedad General de Editores está desde hace varios años contra todo progreso tecnológico y sostiene contra toda lógica y ley que la copia privada es la que se hace el original en casa de cada uno. La ley de propiedad Intelectual, modificada en gran medida por la presión de esta entidad y el resto del lobby del copyright restrictivo no dice eso. De hecho se pueden hacer copias privadas si el acceso a la obra es legal (bastante ambiguo) y no existe ánimo de lucro (ganar dinero en metálico) o perjuicio a terceros.

Artículo 31. Reproducciones provisionales y copia privada.

1. No requerirán autorización del autor los actos de reproducción provisional a los que se refiere el artículo 18 que, además de carecer por sí mismos de una significación económica independiente, sean transitorios o accesorios y formen parte integrante y esencial de un proceso tecnológico y cuya única finalidad consista en facilitar bien una transmisión en red entre terceras partes por un intermediario, bien una utilización lícita, entendiendo por tal la autorizada por el autor o por la ley.
2. No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a las que se refiere el artículo 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del artículo 99.a), los programas de ordenador.

Así que cuando hablamos nosotros de presunción de culpa estamos cayendo en el malévolo juego de la SGaE que persigue que nosotros mismos consideremos actos como bajarse algo a través de la red como “piratería”. ¿Porqué busca esto? Pues sencillo. Su discurso no cambiará aunque se hayan asegurado del estado un buen cheque de 100 millones de euros o más cada año. Seguirán diciendo que usar protocolos de pares (eMule ¿skype?, etc) está mal. Seguirán intentando que la sociedad, todos nosotros, creamos que dichos actos son propios de piratas (aunque no lo sean) para que si la percepción social cambia, cambie igualmente la ley y los jueces tengan que encontrar tales actos ilícitos o ilegales. Recordemos que las decisiones de los jueces tienen que tener en cuenta lo que la sociedad encuentra como delictivo. ¿Qué ocurre si de manera implícita nosotros mismos acabamos considerando que lo que hacemos es piratería?

En lugar de inculparnos de algo que no tiene culpa alguna, señalemos cual es el problema: El canon digital presupone un uso que no siempre se da, la copia privada en unos soportes y dispositivos que a diferencia de los de la era analógica se usan para una amplísima gama de actividades distintas. Los CDs, DVDs, sistemas de almacenaje externos, escáneres, impresoras y fotocopiadoras están lejos de usarse tanto como “algunos informes” dicen para copias privadas. Más bien al contrario, se usan masivamente para nuestros propios contenidos o la copia de creaciones de millones de autores copyleft o autores no copyleft no asociados a entidad de gestión de derechos de editores alguna. El canon digital es, para que nos entendamos, como si se hubiera puesto un canon al papel, el soporte del conocimiento humano más usado el siglo pasado.

Así pues la Red está plagada usos distintos a la copia privada y de creaciones de autores libres de entidades; nosotros somos creadores, hacemos fotos que gravamos, creamos videos, hacemos copias de seguridad en nuestros discos externos, componemos música libre, diseños 3D, escribimos artículos y libros, dibujamos comics. Sin embargo sorprendentemente el canon digital se destina a una ínfima parte de autores venidos a menos como creadores y que encima nos llaman piratas aunque no seamos piratas. Cuarenta millones de usuarios subvencionando a los que ya no crean desde hace años. Millones de usuarios pagando las mansiones de unos pocos privilegiados de un sistema de negocio obsoleto y patético.

No caigamos en la trampa de hablar de supuestas culpas propias, cuando la única culpa es la de unas entidades y una clase política que traiciona a los consumidores y ciudadanos para satisfacer a unos pocos hipócritas tan vagos e incapaces de innovar como se pueda concebir. Aquí, los únicos piratas son los que se aprovechan de conciertos benéficos, de los CDs que usan hospitales para grabas pruebas médicas, o grandes multinacionales que no dudan en plagiar gracias gracias al poder que sus ingresos multimillonarios les dan para contratar gabinetes de abogados de élite.

—-

Información sobre autoría y licencia del texto (salvo texto de la LPI):


Safe Creative #0712230349957

Aceptando el juego de la SGaE con la presunción de culpabilidad

10 preguntas incómodas sobre el canon digital y la copia privada

Lo que hay que preguntar a los políticos merece una respuesta clara, porque no hay que perder de vista que ni unos ni otros obran pensando en los ciudadanos más que como masa para votarles.

Pero creo que es importante que primero seamos nosotros los que nos planteemos estas preguntas:

1.- ¿Es justo que los hospitales o los juzgados (por poner sólo dos ejemplos, pero hay muchos más) paguen el canon digital para la SGAE por grabar los resultados de pruebas médicas o por la grabación digital obligatoria de los juicios?

2.- ¿Porqué dicen algunos partidos ( que han votado por eliminar el canon) que hay formas tecnológicas para proteger la creación de los autores; algo que recuerda demasiado a la intención de implantar masivamente DRMs impidiendo legalmente que se puedan saltar dichas protecciones?

3.- ¿Cuáles son las verdaderas intenciones de ciertos partidos que han votado por eliminar el canon digital, cuando afirman que hay que combatir la piratería en Internet; las descargas “ilegales”?¿Acaso quieren prohibir el uso de tecnologías p2p como eMule, etc.?

4.- ¿Porqué se impone un canon que supera en ocasiones el propio coste de producción de ciertos soportes como el CD o DVD?¿Son tan ineptos que se creen que nos la cuelan con eso de que el fabricante no tiene porqué repercutir el canon – alias discurso Farré-?

5.- ¿Porqué algunos actores afirman que el canon no compensa a los autores sino que aseguran se destina a empresas que supuestamente lo emplean para financiar cursos para autores nóveles vulnerándose de esta manera la ley de propiedad intelectual, que establece claramente para quién se ha de destinar el dinero?

6.- ¿A dónde va el dinero del canon digital en realidad si los autores nóveles tienen que pagarse los cursos a cuenta de sus futuros supuestos ingresos?

7.- ¿Porqué la definición de compensación por copia privada se intenta mezclar con la propia copia privada y el canon digital cuando son tres cosas distintas?

8.- ¿Porqué no se buscan formas adaptadas a la actualidad tecnológica para compensar a los autores por la copia privada fomentando o facilitando nuevos modelos de negocio?

9.- ¿Porqué sólo reciben el dinero del canon digital los autores asociados a una entidad de gestión de derechos y no todos los autores estén o no asociados? Hoy en día hay muchos más creadores que los que están en SGAE y similares y no por ello merecen menos.

10.- ¿Porqué una entidad que impide el voto al 90% de sus socios se define como paladina defensora última de los derechos de unos autores que no escucha y más si tenemos en cuenta que no representa a los millones de autores que no estamos asociados a entidad de gestión alguna y que además somos autores copyleft?

—-

Cada uno extraiga sus propias conclusiones. La mía es que los políticos no van a hacer nada por nosotros y se piensan que somos imbéciles. Yo creo que es necesario que empiecen a temernos. Hemos empezado a mostrar nuestro poder y ahora toda España sabe de lo negativo de mantener con la sopa boba a una entidad que odia el avance tecnológico (SGAE por si no se habían dado cuenta), pero lo que es más importante. España entera ha visto que la culpa real de todo esto es de los políticos que actúan en connivencia con SGAE y el resto del lobby del copyright que restringe nuestro derecho humano de acceso a la cultura.

Lema_creado_internautas_contrarios_canon

Información sobre autor y derechos:

Safe Creative #0712220349806

10 preguntas incómodas sobre el canon digital y la copia privada