Los modelos de negocio viables pasan por el rechazo al DRM

Los modelos tradicionales de explotación audiovisual de la industria del entretenimiento se enfrentan a un serio desafío con la llegada paulatina pero inminente de la era digital propiciada por Internet. Hasta ahora los modelos realmente no han logrado acertar a la hora de crear un modelo de explotación que sea genuninamente digital y se han basado básicamente en un intento, vano en muchos casos, de adaptar los modelos digitales a los viejos modelos analógicos.

Una de las más negativas reminiscencias de la concepción anacrónica de cómo deberían ser los modernos modelos de negocios digitales es la existencia y defensa de los DRM, la restricción digital de derechos, si bien los defensores de estas tecnologías prefieren una más idílica, pero falsa traducción: gestión de derechos digitales. De hecho el DRM viene a intentar simular, con escaso éxito, el concepto de escasez de los productos analógicos al limitar la cantidad de copias o lugares de disfrute de ciertos contenidos según ciertas condiciones previas. El hecho de incluir el DRM en los modelos de negocio es un error por varios motivos, y el primero y más importante es que elimina la principal ventaja competitiva de los contenidos digitales, esto es, que pueden copiarse de manera casi infinita a un costo cercano a cero.

Vamos pues a hacer un breve resumen de los demás puntos negativos del uso de tecnologías restrictivas como el DRM y repitiremos el más importante:

1.- El DRM introduce una restricción que elimina la principal ventaja de los contenidos digitales, la posibilidad de que estos se copien y distribuyan a un coste cercano a cero.

2.- Prejudican la estandarización de disfrute de los contenidos. Los consumidores desean que los productos que adquieren se puedan distrutar en la mayor cantidad de dispositivos y situaciones posibles, con el DRM esto no es posible ya que el DRM establece como norma algo que debería ser excepcional; la incompatibilidad según dispositivos y situaciones.

3.- El DRM es sospechoso de espiar. Para que las tecnologías de DRM sean realmente efectivas es preciso que envíen información puntual a un punto remoto de manera encriptada. Esa información de difícil acceso precisa de una conexión permanente a internet con identidad del usuario que consume el producto. Como resultado es posible que los programas y servicios que se instalen tengan vulnerabilidades que comprometan la seguridad del equipo y con ella la información que contiene. Como mayor riesgo está que los ciudadanos estén dando información privada sin ellos saberlo a las empresas del entretenimiento, y no nos referimos sólo a la información sobre gustos de consumo digital, sino a cualquier otro tipo de información.

4.- El DRM trata como sospechosos a los consumidores. Hay pocas cosas peores que hacerle entenden a nuestros clientes que sospechamos de ellos. Esta percepción negativa, unida a todas las dificultades de reproducción de estos contenidos crea una animadversión evidente que a medio y largo plazo induce al consumidor a rebelarse contra el modelo de negocio en si. Como consecuencia el consumidor prefiere descargar los contenidos de redes de pares, sin controles policiales y sin problemas de compatibilidad.

5.- Como protección de derechos el DRM no sirve para nada. Se tarda entre minutos y semanas en romper cualquier sistema de DRM y el motivo es evidente. Los contenidos pueden verse y/o escucharse mediante el dispostivo digital que permite ver y/o escuchar y que tiene que venderse para poder ver y/o escuchar dichos contenidos acabando pudiendo ser legalmente adquirido por cualquier posible hacker de sistemas DRM. Esto significa que el hacker tiene las herramientas esenciales para romper la protección a su alcance. Sólo es cuestión de tiempo que se pueda engañar al sistema y si se creara alguna vez un sistema de DRM invulnerable (que implicaría la eliminación del derecho a la privacidad de cada ser humano por decreto y de manera permanente), simplemente no se consumiría el producto.

6.- Los contenidos con DRM no pueden competir con los contenidos que no lo tienen. Esta es una gran realidad que la industria pierde de vista. El consumidor es voluble y ante la mínima dificultad que traiga el empleo de un DRM buscará el contenido análogo que no lo tenga, por lo tanto, a más empleo de DRM más gente se pasará a localizar esos mismos contenidos (en ocasiones sólo con días de retraso) en redes en las que estén ya los DRM eliminados.  El DRM es incómodo y no tiene sentido poner trabas y dificultades a los potenciales clientes.

Cualquier negocio que quiera tener éxito en el entorno digital tiene que prescindir del DRM porque la gente simplemente no lo necesita, no lo quiere. Poco importa la obsesión que se tenga por el control, la gente desea escapar instintivamente de ese control, de tener que depender de una máquina, un software o una cuota para disfrutar de sus contenidos.

Aunque el DRM persigue realmente evitar que la gente pueda conocer contenidos alternativos, por ende no puede luchar contra la perseverancia y la creatividad de una ciudadanía acostumbrada a ver con malos ojos que se les amoneste y se les trate como si fueran niños mimosos, caprichosos y tontos a los que hay que castigar.

Los modelos de negocio que no empleen DRM tendrán una acogida más favorable y la cuestión radica en cómo lograr que la gente prefiera esos contenidos, que costarán dinero, a los gratuitos disponibles en las redes. Pero la solución a este enigma, aunque evidente, vendrá en un próximo artículo.

Safe Creative #0909234573901

Los modelos de negocio viables pasan por el rechazo al DRM

6 comentarios en “Los modelos de negocio viables pasan por el rechazo al DRM

Responder a ningunterra Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s